Escuela de Ojeda retomó sus clases

ALUMNOS Y DOCENTES COMEN EN EL COMEDOR MUNICIPAL

La Municipalidad de General Pico confirmó ayer que están brindando ayuda a los alumnos que asisten a la Escuela Hogar de Ojeda y también a las familias de Trebolares. Los alumnos de ese colegio están tomando sus clases en aulas de la Escuela 12 y almuerzan en el comedor de calles 2 y 31.
El secretario de Desarrollo Social de la comuna, Daniel López, dijo ayer que con los problemas que produjeron las inundaciones en la zona norte se ha prestado ayuda en esta localidad y también para personas de la región. En General Pico se viene trabajando con las familias que están en situaciones de mayor riesgo, a través de las sedes sociales de base de cada barrio, y se brindó asistencia por problemas estructurales en las viviendas. Por ejemplo, en los domicilios donde la lluvia pudo generar filtraciones. El único caso de evacuación fue el de la familia Arévalos a comienzos de esta semana.
Por otra parte, la situación de Trebolares, un barrio alejado pero que pertenece a esta ciudad, también está siendo atendida. El principal problema es que el ingreso que baja por la ruta provincial 1 está casi intransitable.
En Trebolares trabaja la municipalidad, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano, la Dirección de Asuntos Vecinales, la Secretaría de Servicios Públicos, y con la colaboración de Defensa Civil, el hospital local y bomberos. E incluso viene ayudando la empresa Ferro Expreso porque una camioneta está utilizando las vías para poder llevar a los habitantes agua embotellada, garrafas de gas, repelente, botas de goma y alimentos. Algunos de esos elementos tienen que ver con la seguridad porque con el agua se ha incrementado la cantidad de insectos y otras alimañas, explicó López.

Clases.
El funcionario resaltó que se trata de “dar respuesta” y el trabajo de coordinación del comité de emergencias ha sido fundamental. Además, se acordó con el Ministerio de Educación para ayudar al colegio de Ojeda, dando a los 38 alumnos y a los docentes desayuno, almuerzo y un refuerzo alimentario a través del comedor municipal que funciona en calle 2 esquina 31.
Ana Claudia Rodríguez, la directora de la Escuela Hogar 50, señaló que el pasado jueves retomaron las clases en esta ciudad. “El domingo 16 de octubre regresamos con los alumnos de un viaje a Pehuencó y ya en el viaje nos enteramos de que no se podía entrar al pueblo porque el agua había avanzado y el acceso era muy complicado”, explicó.
El edificio de la escuela no tuvo daños por la inundación, solo se rompió un caño de agua caliente en la cocina por la caída de granizo y otro conducto destinado a los baños. Pero el problema principal es el acceso a la escuela, si bien cuando regresen deberán examinar si se generaron filtraciones u otros inconvenientes.
La directora indicó que la mayor parte de la matrícula de la escuela está integrada por niños que viven en esta ciudad, por lo que era lógico el traslado hasta General Pico. También hay un alumno de Realicó que está asistiendo a un colegio en su localidad y se le envían las actividades de clases para que siga con sus estudios, tienen una niña de Speluzzi, un niño de Trenel y otro que es el hijo de Rodríguez que vive en Intendente Alvear.
En todos los casos se planteó hace algunos días la incorporación de cuadernillos de refuerzo de los contenidos.

Docentes.
Algunos de los docentes de la escuela han decidido pasar la noche en esta ciudad para evitar los viajes. Porque están haciendo una importante adaptación ya que la escuela 50 funciona como internado y los alumnos regresan a sus casas cada 15 días. Ahora deben limitar su horario desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde.
Rodríguez agradeció a la Escuela 12 la apertura que tuvieron para recibirlos y brindarles todo lo necesario para que se sientan cómodos y puedan trabajar.
“Nosotros queremos volver a nuestro hogar, a nuestra escuela, para poder atender a los chicos”, dijo la directora, pero la semana próxima aún no podrán regresar al edificio porque se deberá ver las condiciones del edificio.

Compartir