Escuela tendrá calefacción

Padres, alumnos, docentes y dirigentes sociales realizaron una protesta en la puerta de la Escuela 251 para pedir el restablecimiento de la calefacción. Los docentes tuvieron que fusionar los grados para poder dar clase.
Un grupo de padres, alumnos, docentes y dirigentes de ONGs locales se manifestaron en el ingreso de la Escuela 251 “maestro Horacio Coria” para reclamar por la puesta en funcionamiento del sistema de calefacción del edificio escolar. Los docentes destacaron que actualmente están dictando clases con “los grados fusionados y eso atenta contra la calidad educativa”.
El problema actual proviene desde hace más de dos meses y recién ayer arribaron los técnicos para tratar de hacer funcionar el sistema de calderas, pero advirtieron que si Camuzzi Gas Pampeana “le dispone el nivel de presión necesario continuarán sin funcionar”.
La concentración se realizó ayer a las 12.45. Los docentes, alumnos y padres de alumnos, estuvieron acompañados por dirigentes de instituciones intermedias. Además participó el secretario de Prensa de Utelpa, Leonardo Aicardi y la secretaria adjunta de la CTA, Lili López.
Los docentes explicaron que durante los días previos “varias familias se acercaron para consultar que ocurría con la calefacción de la escuela, porque después de la reunión que tuvimos el viernes antes del reinicio de clases, se transmitió que esta semana volverían a funcionar las calderas. No teníamos respuestas porque el miércoles iba a llegar el repuesto y todavía esperamos”, detallaron.
El técnico estuvo trabajando en la caldera y el viernes a última hora comunicaron desde el colegio que logró hacerla funcionar. El lunes tendrán clases en el horario habitual de 8 a 15.

Gremios.
Estuvo presente Darío Muñoz de la comisión de Salud Laboral de Utelpa. Lili López explicó a los manifestantes que desde el gremio docente “hacemos relevamiento y evaluaciones en todos los edificios de La Pampa, y que los trabajadores tengamos nuestros representantes es muy
importante”.

Tensión
La directora Alejandra Festa no participó de la concentración. Y solicitó el nombre de los docentes participantes para iniciar un sumario administrativo. Los dirigentes de Utelpa y CTA se molestaron, y los padres amenazaron con “no enviar más los chicos si sancionan a los
docentes”.
La coordinadora de Area, Margarita Lerda, tuvo que arribar para reunirse con la directiva y los dirigentes gremiales. “Es lamentable, una amenaza para los trabajadores docentes, cuando están reclamando para poder trabajar en condiciones dignas”, se quejó el dirigente de Utelpa, Leonardo Aicardi.
Después de varios minutos de reunión la situación se distendió y habrían acordado que los docentes no serían sancionados.