“Estamos arreglando las macanas que hicieron”

25 DE MAYO: NATALIA BRAVO FUSTIGO Y ABELDAÑO CONTESTO

La edila denunció un “Estado ausente” y falta de obra pública en el Presupuesto. Abeldaño la desmintió asegurando que el 30% está orientado a ese rubro, y le recordó que “hace un año que parchamos lo que nos dejó su hermano (David Bravo)”.
25 DE MAYO – Los cruces verbales entre la concejala Natalia Bravo -hermana del polémico ex intendente David Bravo-, y el jefe comunal, Abel Abeldaño, se avivaron en estos días. La edila, en el marco del tratamiento del Presupuesto 2017 en una sesión extraordinaria, le endilgó un “Estado municipal ausente”. El jefe comunal respondió calificándola de “mentirosa” y desestimó cada una de las acusaciones afirmando que “hace un año que emparchamos las macanas de los 8 años de gestión de su hermano”, y hasta soslayó hechos de corrupción en la obra pública.
El enfrentamiento se inició en el recinto del Concejo Deliberante cuando el martes, en una sesión extraordinaria, los concejales abordaron el tratamiento del Presupuesto de este año. “Hay que hablar de un Estado ausente totalmente, porque no veo al intendente recorriendo los sectores más vulnerables de la localidad, como lo hacía en campaña donde se gastó los zapatos en el sector del barrio Los Pioneros y ahora no lo ven en ningún lado”, disparó Natalia Bravo.
La concejala también criticó dichos que puso en boca de Abeldaño. “Dijo en radio municipal que los vecinos no piensen que les va a limpiar los frentes de sus casas, eso no es un favor, es una obligación del Estado municipal de atender esas necesidades”, reclamó.
Asimismo aseguró que en el Presupuesto no hay prevista obra pública. “Veo -colocado en el edificio del Concejo Deliberante- el cartel ’25 Avanza’, y si nosotros no tenemos previsto obras públicas para 2017, y si tiene los millones de pesos del presupuesto donde no hay obra pública y aumentan las tasas municipales, ¿de qué estamos hablando? Estamos condenando a un pueblo sin obra pública”, expresó en tono crítico.

Dura respuesta.
El jefe comunal usó el espacio de la radio municipal para contestar cada una de las acusaciones. “Me da risa lo que dice la concejala (Bravo), sigo caminando la calle y sigo yendo a los barrios donde dice que no voy. Pregunto, ¿a ver dónde la ven a ella?”, dijo duplicando la apuesta.
“En el barrio Los Pioneros estamos a punto de firmar con Nación para dar todos los servicios. La desafío a la concejala a que vaya ella a preguntar al barrio si alguno de los funcionarios va y si va el intendente. Yo comprometí trabajo y gestión. Y eso es lo que hemos hecho. Si no, que la gente saque las conclusiones”, agregó.
Otro barrio al que Bravo lo acusa de no aparecer es La Esperanza. “El sábado a las 7 de la tarde, junto con el secretario de Obras Públicas, Víctor Porrino, y el secretario de Gobierno, Ricardo Poyo, estábamos reunidos con todos los vecinos del barrio La Esperanza, donde anunciamos la obra de agua que incluimos dentro de la Emergencia Hídrica y se va a hacer con personal y maquinaria municipal, cosa que en la anterior gestión de la cual ella habla maravillas nunca se ha hecho”, disparó y agregó: “Concejala, si usted no sale del Concejo o de su casa no se va a enterar de lo que se está haciendo”.

¿Sin obra pública?
Otra de las acusaciones de Natalia Bravo fue que en el Presupuesto no hay prevista obra pública, cuestión que el jefe comunal la desmintió. “El 30% del Presupuesto es obra pública. Que lo lea y después se ponga a hablar. Creo que hay que informarse, o quien le dicta lo que tiene que responder se está equivocando”, sostuvo Abeldaño.
“Nos tenemos grandes obras públicas u obras faraónicas de esas que hacían ellos que inauguraban y reinauguraban y gastaban y malgastaban. No habla que en un año solucionamos la provisión de agua”, indicó.
“Hacemos obras que le sirvan a la gente y no nos interesa que sea una obra faraónica para que todo el mundo diga ‘mirá la obra del siglo’. Estamos parchando, arreglando todas las macanas que se mandaron en la gestión anterior. Y todo lo que hicieron mal lo vamos a arreglar porque la gente se merece lo mejor”, concluyó Abeldaño.