Extendieron las medidas restrictivas a un hombre

CONTINUA LA INVESTIGACION POR UN CASO DE VIOLENCIA DE GENERO

(General Pico) – La jueza de control Jimena Cardozo le extendió ayer a la mañana las medidas de coerción a un hombre que es investigado en una causa de violencia de género, que tuvo por víctima a la mujer con la cual mantuvo una relación de pareja y con la cual tiene un hijo en común. Así lo dispuso la magistrada en una audiencia de reexamen de medida de coerción que se llevó a cabo ayer a la mañana en la sala 2 de los tribunales piquenses.
En el inicio de la audiencia, la representante del Ministerio Público Fiscal, Ana Laura Ruffini, refirió que el 5 de marzo se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria a David Ezequiel Galant, por la presunta comisión de los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y amenazas simples en dos hechos, en concurso real. En dicha audiencia, al imputado, como medidas sustitutivas de la prisión preventiva, se le impuso una orden de restricción de acercamiento a no menos de 100 metros del domicilio de la damnificada, y una prohibición de contacto y de comunicación por cualquier medio para con su ex pareja, por el término de 90 días.
En la audiencia desarrollada ayer, la representante del Ministerio Público Fiscal le solicitó a la jueza extender por 30 días estas medidas coercitivas, que se vencen el próximo viernes. En dicho plazo, la funcionaria judicial presentaría la acusación contra el hombre al que se investiga por violencia contra las mujeres, y luego se resolvería si la causa se eleva a juicio oral y público. Las partes podrían analizar la posibilidad de presentar un acuerdo de juicio abreviado.

Sin oposición.
El imputado estuvo representado por el defensor oficial Guillermo Constantino, quien subrogó a la defensora María José Gianinetto, y no se opuso a los pedidos que planteó la fiscal. El defensor indicó que desde que se le formalizó la investigación al hombre, quien se radicó en la ciudad de Santa Rosa, no incumplió con las medidas que le fueron impuestas. El defensor, además, pidió que el acusado pudiera establecer contacto con el hijo en común que tiene con la damnificada, al que no ve desde que se le impuso la restricción de acercamiento hacia su ex pareja.
En la cierre de la audiencia, tras haber escuchado los planteos de las partes, la jueza de control resolvió hacer lugar al pedido de la fiscal, y le extendió al acusado las medidas de coerción por 30 días, las cuales se vencerán el 5 de julio. Además aconsejó al acusado iniciar los trámites en defensoría civil, para lograr un régimen de visita con su hijo.