Femicida fue operado y sigue grave

POCO MAS DE 200 PERSONAS SE MOVILIZARON EN TRENEL EN REPUDIO AL HECHO SANGRIENTO

Un importante número de vecinos trenelenses se concentró pocos minutos después de las 19, en la Plaza 25 de Mayo de Trenel en repudio del violento hecho de sangre que conmocionó a toda la comunidad.
La convocatoria fue hecha por un grupo de mujeres del pueblo, y se extendió a través de las redes sociales. El reclamo constó de una marcha pacífica y una aplaudida, siendo estos los métodos elegidos para pedir justicia por el femicidio que conmocionó al pueblo.
En tanto, Marcelo Pérez, el hombre que degolló y mató a su ex pareja el martes a la tarde en la localidad Trenel, permanece internado en el área de cuidados intensivos del Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad en estado crítico, luego que tras el hecho de sangre intentara quitarse la vida.
El femicida de Sonia Alvarado (44), permanecía internado ayer a la tarde en gravísimo estado de salud en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del centro asistencial local, con respirador artificial y con pronóstico era reservado.
El hombre ingresó el martes a la tarde al centro de salud piquense, y fue derivado de urgencia al quirófano, donde le repararon las lesiones que se provocó luego que se clavara un elemento punzante a la altura de la garganta, y que le afectó la tráquea y las arterias.
El martes cerca de las 15, Pérez violó una medida de restricción de acercamiento que le había dictado la Justicia piquense, y con un cuchillo, en un domicilio del barrio Fonavi de Trenel, atacó a su ex pareja con la que tenía dos hijos en común, y le provocó la muerte. La mujer había llevado a sus hijos al colegio, y después del mediodía salió a caminar con una amiga. Cuando llegó a su domicilio fue sorprendida por su marido, quien la atacó en el dormitorio y luego intentó quitarse la vida. La hermana del femicida descubrió el funesto cuadro, y dio aviso a la policía.

Restricción de acercamiento.
Poco después de ocurrido el hecho de sangre que horrorizó a la localidad norteña, llegó al lugar la fiscala Ivana Hernández, junto con su par Ana Laura Ruffini, la jueza de control Jimena Cardoso, peritos forenses y el jefe de la Unidad Regional II, el comisario mayor Javier Marotti.
Hernández, que es la funcionaria judicial que lleva adelante la causa, se refirió ayer a un hecho anterior, que data del mes de septiembre, tras el cual se le impuso a Pérez una restricción de acercamiento.
En una entrevista que le brindó a FM Láser, la representante del Ministerio Público Fiscal, explicó que en septiembre se le formalizó la acusación y se le dictó una restricción de acercamiento por el término de 90 días, tras un episodio de violencia que tuvo por víctima a la fallecida. En este sentido, la fiscala explicó que desde el momento en el que se le dictó la medida restrictiva Pérez no se habría acercado a la casa de su ex pareja, y que en principio no habría constancia de que en este período la hubiera molestado y amenazado.
“La policía no tiene constancia de que la haya molestado tras la restricción”, dijo.
Hernández explicó además que la hermana de Pérez fue la primera persona en tomar conocimiento del hecho, y fue quien dio aviso a la policía. También dijo que en la ciudad de General Pico, los peritos Forenses realizaron la autopsia de la mujer de manera prioritaria, y que se le entregó a la familia de manera inmediata el cuerpo.
Por último, la fiscala se refirió a la intervención que se les dio a los organismos de políticas sociales para la contención de los dos menores de edad, hijos de la pareja.

Compartir