Folmer: “Desde la ciudad no ven qué está pasando”

INTENDENTE DE MAYER HIZO UN PEDIDO A FUNCIONARIOS Y DIPUTADOS

El jefe comunal lamentó las importantes pérdidas de los pequeños chacareros que son mayoría en el ejido y sostuvo que “no deberían cobrarle” los impuestos. “Es grave la situación y no hay una solución”, pintó respecto del agua en la zona.
El intendente de Mauricio Mayer, Celestino Folmer, dijo que en su territorio también es “grave” la situación por la inundación y anunció que paralizará toda iniciativa que no sea buscar solución al aislamiento del sector productivo por los caminos vecinales cortados e intransitables.
En diálogo con LA ARENA Folmer lamentó las importantes pérdidas de los pequeños chacareros que son mayoría en el ejido y sostuvo que “no deberían cobrarle” los impuestos. Pidió que “los funcionarios y los diputados vengan a ver” en qué condiciones están, desde la ciudad no pueden saber lo que realmente está pasando”.
“Es grave la situación y no es culpa de nadie, pero tampoco hay por ahora una solución”, pintó respecto del agua en todo su ejido. “Los bajos están llenos, los caminos todos cortados y los productores sin poder entrar a cosechar o sacar lo poco que se puede salvar”, añadió para describir un panorama en buena parte desolador.
“Hay soja, no mucho pero hay y aunque sea poca el que la tiene la necesita para vivir”, respondió más adelante con la preocupación central en que “acá todos son pequeños productores, no hay grandes estancias, y todos viven de su trabajo. Por eso necesitamos darle respuestas en el tema de los caminos”.

“Faltan herramientas”.
Sin embargo, pese a la necesidad, la capacidad de respuesta está menguada. Folmer fue sincero al indicar que “tenemos dos camiones viejos, la verdad son una hilacha, y con eso tratamos de hacer algo. La gente está teniendo mucha paciencia”, reflexionó.
También fue claro al indicar que “son herramientas las que nos faltan, todos los municipios tendríamos que estar mejor equipados con ayuda del Estado”. Recordó que “en los últimos años pudimos comprar una motoniveladora nueva y una retro y con un par más de máquinas viejas nos fuimos arreglando, pero ante esta magnitud poco podemos hacer”.
La falta de actividad en el campo repercute directamente en las cuentas municipales. “Hoy estamos bien. Y cuando digo bien es que estamos al día, sin resto. Somos como un chacarero chico, por eso se va a complicar hacia adelante por la falta de ingresos”, opinó.
Dijo que recibió la promesa de “un dinero” por parte de Asuntos Municipales para ayudar en la emergencia. “El personal trabaja todo el día y eso hay que pagarlo con extras pero vale la pena porque la gente está respondiendo con su esfuerzo”, indicó.

“Parar”.
Al ser consultado sobre el resto de la actividad, señaló que “es momento de parar todo y ver hacia dónde vamos. Esto (el fenómeno climático) no lo esperaba nadie, yo soy una persona grande y de acá y jamás vi una lluvia como esta, 600 milímetros en cuatro días…”.
Informó que la obra que sigue adelante “es la del Centro de Jubilados, que pronto vamos a poder inaugurar y nos quedarían por hacer dos cuadras de asfalto para tener cubierto todo el pueblo”.
Y como le ocurrió a otras comunas del Frepam, tampoco por Mayer hubo más noticias de los fondos para obras prometidos en el verano por el gobierno nacional. “Después de aquella reunión no pasó más nada, no hubo más novedades. A nosotros nos aprobaron un proyecto para reequipamiento completo de la municipalidad en muebles, computadoras y herramientas, pero hasta ahora sin noticias”.
También recordó que “antes llegó un ATN que, como todo estaba bien, lo pasamos justamente a los jubilados para la obra de su sede”. Çontó que en su momento “pasé la plata para esa obra porque para mí los jubilados nunca deben esperar, no tienen tiempo para eso”.
Aseguró que “por lo menos hasta la primavera, lo único será ocuparnos de los caminos, nada más”.

“No cobrar impuestos”.
“Acá tenemos chacareros con su casa bajo el agua. Ayer vino uno en esas condiciones y lloraba porque, además, tenía que pagar el impuesto inmobiliario”, indicó Folmer. Fue directo y sin vueltas lanzó que “el gobierno debería no cobrar directamente el impuesto, los funcionarios tendrían que andar visitando a la gente, uno por uno, y ver en qué condiciones están. Incluso acompañados por algún diputado”.
Cargó directamente contra los legisladores. “No vienen nunca, no tienen idea qué pasa realmente, no saben cuáles son las realidades y las necesidades que tenemos. Nosotros vemos todos los días que hay gente a la que no le ha quedado nada, gente criada en el campo que se ha tenido que venir al pueblo y dejar todo lo suyo bajo el agua”. Se preguntó “¿ qué va a hacer esa gente ahora ?. Yo no digo que le den plata pero por lo menos que no les cobren. Pero para que eso pase deberían salir, visitar a la gente para ver cómo está porque desde la ciudad no lo ven”,
En lo político partidario, Folmer se venía mostrando a favor de la alianza con el macrismo pero esta vez su respuesta en ese sentido fue que “esta vez no sé, por lo que vengo escuchando vamos a ir separados” y con relación al interés que genera este medio término entre los intendentes indicó que “estamos poco metidos en el tema, más con lo que nos está pasando en los pueblos con la inundación. Nos pasamos corriendo de un lado a otro, buscamos solución para la gente y nos alejamos de la política”.