Folmer: “Faltan inscriptos”

DEMANDA HABITACIONAL BAJA EN MAURICIO MAYER

Hace unos días Mauricio Mayer fue noticia al conocerse que es una de las localidades pampeanas con más cuadras asfaltadas. Más de 30 calles están pavimentadas y sólo dos son de tierra, más la circunvalación por donde circula el tránsito pesado.
La sorpresa ahora es que tiene una baja demanda habitacional a tal punto que la municipalidad no encuentra familias que reúnan las condiciones para acceder a una vivienda social a través del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV).
Esta situación no muy habitual fue dada a conocer por el intendente Celestino Folmer tras certificar la culminación de la pavimentación de trece calles urbanas. La obra estuvo a cargo de la empresa Cleanosol S.A. y demandó una inversión superior a los 2,3 millones de pesos más el entoscado y la participación de los empleados municipales en este trabajo.
“Es importante para Mayer y para mi porque dije que la iba a hacer y hoy es una realidad, no andamos con mentiras. Ahora a disfrutarla y a cuidarla. No vamos a permitir el ingreso de camiones o maquinarias agrícolas más allá que el asfalto se compactó bien, pero si lo cuidamos entre todos va a durar mucho más”, afirmó el jefe comunal.
Y agregó “una cosa que voy a pedir y siempre achaco sobre lo mismo, que los morosos se arrimen al municipio a regularizar sus deudas ya que a mediados de julio vence la moratoria. La abogada está esperando que le firme el poder para enviar cartas documentos, después deberán arreglar con ella directamente. Algunos se acercaron a preguntar por la deuda y otros a pagar. Nuestro objetivo es alcanzar el 80% de recaudación para que podamos aumentar la coparticipación porque si se cae nuevamente el año que viene no vamos a sacar ni para los sueldos”, apuntó Folmer.

Sueldos.
Consultado sobre si pudo hacer frente al pago de salarios y aguinaldos, respondió afirmativamente. Folmer contó que estuvo averiguando en Casa de Gobierno por adelantos de coparticipación, pero “nos dicen que no hay plata. Nos arreglamos con recursos propios y también le vamos a pagar a la empresa que pavimentó las trece calles”. Para esto último usará los ahorros de regalías petroleras y Fondo Sojero. La comuna acordó con la firma un adelanto del 50% y el resto en cuatro cuotas.

Obras.
Sobre los nuevos proyectos que tiene en agenda, adelantó su intención de construir un edificio propio para el Juzgado de Paz y Registro Civil y mejorar las instalaciones del corralón municipal donde todas las mañanas comparte una mateada con los empleados antes de ingresar a su despacho.
Ante la consulta de si gestionará viviendas, respondió que tiene “muy poca gente anotada” en el IPAV y “todos están flojitos de papeles”, por eso cuando se acerca al organismo provincial le dicen “para que pedís, si no tenes inscriptos”.
“La mayoría me los han dado de baja porque no rinden los requisitos. Terrenos tenemos donados al IPAV, pero nos faltan inscriptos”, sostuvo
“Ojalá regrese el programa Provincia y Municipio, con el cual podríamos beneficiar a matrimonios con hijos que no tienen los cinco años de antigüedad para inscribirse ante el IPAV y a chicos que han hecho pareja hace poco. Le vamos a buscar la vuelta para que tengan su casa digna”, finalizó.

Compartir