Formalizan investigación a un municipal por supuesto abuso

IMPUTADO TIENE PROHIBIDO COMUNICARSE CON EL DAMNIFICADO

(General Acha) – El juez de control sustituto Diego Ariel Asin dictó la prisión preventiva al empleado municipal que se le atribuye haber intentado abusar sexualmente a un joven en el interior de su casa. No obstante, en esa misma disposición sustituyó la medida por una prohibición de contacto total y absoluta con el damnificado. Además, deberá presentarse una vez por semana ante la oficina única del Ministerio Público Fiscal.
La decisión adoptada por el magistrado se produjo durante la formalización desarrollada ayer después del mediodía en la sala de audiencias de la sede judicial de calle Don Bosco 665 de esta ciudad. En la oportunidad, el fiscal adjunto Francisco Cuenca informó al implicado de 37 años, el hecho que se le atribuye haber cometido, al igual que su correspondiente calificación legal.

Calificación.
En un principio y de manera provisoria la fiscalía encuadró el hecho como abuso sexual simple (artículo 119, párrafo primero), alternativamente con abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa (artículo 119, párrafo tercero, en relación al artículo 42), todos del Código Penal Argentino (CPA).
En la audiencia de formalización de la investigación fiscal, el involucrado estuvo acompañado por el defensor oficial sustituto Pablo Maldini, quien ejerce la defensa técnica del mismo. La causa se inició el domingo, a partir de la denuncia penal que el damnificado (mayor de 30 años) formuló ante la comisaría de esta ciudad, e inmediatamente se dispuso la detención.
El fiscal adjunto Francisco Cuenca solicitó la realización de medidas, las cuales no trascienden para resguardar la pesquisa. A su vez, los uniformados llevaron a cabo un allanamiento en el domicilio donde se habría cometido el hecho.

Declaración.
Antes de efectuarse la audiencia de formalización, el trabajador de la comuna fue trasladado hacia dependencias de la fiscalía, donde debió prestar declaración en calidad de imputado. La diligencia se cumplió luego que el defensor le brindara el correspondiente asesoramiento legal.
El hecho se habría registrado aproximadamente a las 5 de la mañana del domingo, a la salida del local bailable Lion Club. El imputado le habría pedido ayuda para que empujara su vehículo, y después lo invitó a su casa a tomar unos tragos. Una vez allí, el denunciante comenzó a sentirse mal, momento en el que el implicado habría aprovechado para intentar abusar sexualmente de él.