“Formamos personas para el trabajo”

WINIFREDA: EL MUNICIPIO Y EL MINISTERIO DE EDUCACION FIRMARON CONVENIO PARA CAPACITACION DE ELECTRICIDAD DOMICILIARIA

Con la presencia de unos veinte vecinos winifredenses interesados, entre ellos una mujer, dio inicio el viernes la capacitación gratuita para auxiliar en instalaciones eléctricas domiciliarias, en la Casa de la Cultura municipal, ex estación del ferrocarril.
El acto de apertura estuvo presidido por el subsecretario de Educación Técnica Profesional, Gustavo Monasterolo, el instructor Dante Cuevas, el viceintendente Domingo González, la secretaria de Cultura, Claudia Visbeek y la concejala Adriana Grosky.
Luego de la firma de un convenio entre ambas partes, el Ministerio de Educación de la provincia envió un subsidio a la municipalidad local para que lo destine a la mencionada oferta laboral en el marco del programa “Formación Profesional y Municipios” y la Subsecretaría de Educación Técnica Profesional puso a disposición el capacitador y los insumos necesarios para las prácticas, se informó oficialmente.
“Fue un pedido de la intendenta Adriana García tras un relevamiento que dio como resultado la necesidad de contar con electricistas en el pueblo”, amplió Monasterolo. Puntualizó que el curso tiene una duración de 70 horas reloj y “un sustento pedagógico muy importante” porque los participantes que finalicen los estudios recibirán un certificado avalado por el Ministerio de Educación y un kit de herramientas para que puedan iniciarse en la actividad e insertarse en el medio laboral.
Cuevas indicó que enseñará a sus alumnos a utilizar instrumentos básicos de trabajo como un tester, pinzas amperométricas, alicates, entre otros, y a colocar fotocelúlas, térmicas, diyuntores, censores de movimiento.
“Todo aplicable a una instalación domiciliaria y la idea es que el municipio colabore con alguna vivienda en construcción para que puedan realizar las prácticas profesionalizantes”, apuntó. Las clases se dictan los viernes y sábados.

“Interés”.
González se mostró muy complacido con esta capacitación y el interés que despertó en personas de distintas edades y dedicados a distintas tareas. “Es una especialidad muy extensa, que no termina con la instalación eléctrica en un domicilio sino que el trabajo se expande hacia la zona rural donde hay bombas sumergibles y tableros eléctricos”, señaló el funcionario comunal.
Resaltó este tipo de iniciativas porque “los pocos electricistas que hay son los que trabajan en la cooperativa eléctrica y no tienen el tiempo suficiente para cubrir toda la demanda que hay en el pueblo y el campo”.
Monasterolo afirmó que las capacitaciones “tienen como objetivo principal formar personas para el trabajo. Este es el inicio y si seguimos haciendo efectivo el convenio con la municipalidad podemos dar otro curso de nivel más superior. Estamos para atender todas las necesidades”, finalizó.

Compartir