Fracasó la conciliación y echaron a 9 trabajadores

SALINEROS: 14 TRABAJADORES RESTANTES RETOMAN TRABAJO

(General Acha) – La conciliación obligatoria dictada días atrás por la Subsecretaría de Trabajo fracasó, debido a que la compañía industrial Progreso SA (Cipsa) ratificó la decisión de despedir a los nueve trabajadores que se desempeñaban en la planta ubicada en el kilómetro 851 de la ruta nacional 22, en cercanías de La Adela.
En una entrevista mantenida con esta corresponsalía el delegado de UOSA (Unión Obrera Salinera), Rodrigo Rodríguez, informó que la firma sostuvo la decisión que había adoptada abruptamente y sin aviso hace algunos días, así que los nueve empleados (ocho operarios y un administrativo) se quedaron sin trabajo.
“Ya se depositó en las cuentas de los trabajadores la totalidad del dinero por indemnización, aunque aclaró que seguirán las negociaciones entre el gremio y la empresa porque se detectaron algunas diferencias en los pagos”, explicó.

Reunión.
Rodríguez señaló que el miércoles por la mañana se llevó a cabo la última reunión que las partes mantuvieron ante la Subsecretaría de Trabajo de la provincia, la cual se hizo en la capital pampeana, pero no hubo acuerdo porque la fábrica no modificó su postura. Sin embargo, se dejó consignado en un acta que para el caso que la situación mejore, y la empresa deba reincorporar personal a su planta, la prioridad la tendrán los despedidos.
Al día siguiente, prosiguió el sindicalista, concluyó el plazo otorgado por la conciliación obligatoria, de modo tal que se efectivizaron los despidos. Es que transcurrió el término de 15 días, sumado a otros cinco días hábiles, oportunamente dispuestos por la medida ordenada por Trabajo.

Asamblea.
Por otra parte el delegado manifestó que se efectuó una asamblea recientemente, oportunidad en la que se explicó a los despedidos la situación, como así que cobrarían hasta el último día que caducó el plazo de la conciliación obligatoria. En esa charla, además, los 14 trabajadores que aún mantienen su relación laboral con la empresa tomaron la determinación de reintegrarse a sus puestos para retomar sus tareas con normalidad, lo que finalmente hicieron ayer por la mañana sin ningún inconveniente.
Rodríguez también señaló que la situación que atraviesa la industria es muy complicada, debido a que sus directivos habrían adelantado que con la materia prima que pudieron cosechar puede alcanzar para un mes y medio o dos. Por esta razón, es una incertidumbre lo que sucederá con el resto de la planta de personal, y no se descarta que pueda haber más cesantías.
Como se recordará el conflicto inició hace más de dos semanas, cuando el presidente de la firma Pablo Yoshimitsu, acompañado por asesores contables y legales, reunió a integrantes del gremio y les adelantó que se había resuelto despedir a ocho trabajadores y un administrativo. Adujeron que no podían mantener la planta de personal debido a la falta de materia prima extraída de las salinas, toda vez que hace casi tres años que no se cosecha sal.