Fuerte caída en producción de caños de escape de motos

EMPRESARIO PIQUENSE DIJO QUE SE REGISTRO UNA BAJA DEL 50%

El titular de la firma DM Escapes que funciona en el Parque Industrial, explicó que disminuyó de manera abrupta la venta de caños de escape para motos de baja cilindrada. También se paralizó la producción de portaequipajes y que frenó el desarrollo de otros productos.
GENERAL PICO – El empresario piquense Daniel Moreno, titular de una fábrica de caños de escape y de accesorios para motos que funciona en el Parque Industrial de General Pico, aseguró que la producción bajó cerca de un 50 por ciento respecto a los niveles del año anterior. Esta caída la adjudicó a la inflación, a la desactualización de los sueldos y a las distintas medidas que golpearon el bolsillo de los trabajadores, sector al que está dirigida la mayor parte de la producción.
“El que tiene una pyme siempre se va adaptando para no dejar de trabajar y va achicando los márgenes de ganancia, lo cual implica que no puede reinvertir para hacer productos nuevos. En el cambio de gobierno, con todos los ajustes que hubo esa desproporción se hizo más grande todavía, y en el tema de la moto, como la que más anda en la moto es la gente de trabajo, se deja de consumir no sólo los escapes, sino todo lo que sea repuestos y accesorios en general. Se está trabajando a un 40 ó 50 por ciento de lo que se trabajaba el año pasado”, sostuvo el titular de la firma DM Escapes.
Explicó la abrupta caída de la producción se da en los caños de escape, que es el producto que se fabrica de manera masiva y que además está parada la fabricación de portaequipajes, debido a la restricción del ingreso de las valijas plásticas laterales y centrales, que se les anexa a las motos de mediana y alta gama.
El entrevistado, que lleva 25 años en el rubro, dijo que en parte logró atenuar la caída de ventas de sus principales productos (caños de escape para motos de 110 a 250 cc), con la producción menor de algunos accesorios.
“A nosotros nos ayudan pequeñas cosas, como algunos accesorios, y eso sirve para complementar, pero no son producciones importantes”, dijo el titular de la firma que tiene un manejo y funcionamiento familiar.

Zona comercial.
Moreno refirió que la mayor parte de la producción la ubica en las provincias norteñas, siendo la región cuyana en la cual más se resintieron las ventas. En el mismo sentido agregó que las ventas en la provincia, no representan siquiera el uno por ciento de su producción.
“La Pampa no significa ni siquiera el uno por ciento de lo que nosotros vendemos. En el resto del país vendemos todo. A pesar de que hay mucha cantidad de motos acá, se vende muy poco. Nosotros hacemos Entre Ríos, Corrientes, Misiones y Formosa, la cual es la zona que más se mantiene, porque hay mucha gente de laburo, y se ven cuatro o cinco motos por casa. Después en la zona Mendoza, San Juan, La Rioja, Santiago Del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy, es donde más fácil caen las ventas”, dijo.
También ubica una menor parte de su producción en sur del país, a través de una distribuidora bonaerense, y también coloca sus productos en Córdoba, San Luis y parte de Santa Fe, provincias en las que a diferencia de otros años, se pudo mantener el nivel de ventas.
La firma piquense además produce a menor escala un caño de escape bajo la marca R72, que está dirigido a motos de enduro y competición, y a otras de alta gama que van de los 600 a los 1.000 cc. En este segmento, la producción es muy acotada y compite con cuatro o cinco grandes marcas mundiales, no teniendo competencia de fabricación a nivel nacional.
Por último, el empresario local explicó que debido a la baja de la producción de sus productos más vendidos, tuvo que restringir el desarrollo de otras piezas más complejas, como son los silenciadores para motos de gran cilindrada, que son construidos en acero y fibra de carbono, y que son una pieza más onerosa.