G. Pico: Vázquez presentó un recurso de impugnación

JOVEN DE QUEMU HIRIO CON UN ARMA BLANCA A SU EX PAREJA

El defensor de Emanuel Sosa, el joven que fue condenado a diez años de prisión, indicó que el juez hizo una valoración errónea de la prueba. Además sostuvo que presentará los mismos argumentos defensivos que expuso durante el juicio en los tribunales piquenses.
El abogado Santiago Vázquez, presentó días atrás ante el Tribunal de Impugnación Penal (TIP) de la provincia, el recurso de impugnación del fallo que condenó a Rubén Emanuel Sosa (24), a la pena de 10 años de prisión, tras encontrarlo culpable de los delitos de homicidio calificado en grado de tentativa, amenazas agravadas y lesiones leves, en concurso real.
Al joven se lo juzgó por un hecho que ocurrió durante la madrugada del 27 de julio del año anterior, en una vivienda de la localidad de Quemú Quemú, en la que hirió con un arma blanca a su ex pareja, la cual es la madre de su pequeño hijo.
El letrado manifestó que presentó el recurso de impugnación ante el TIP, sobre la tentativa de homicidio, tras entender que el juez de audiencia que dictó el fallo, Florentino Rubio, hizo una “errónea valoración de la prueba”.
“El recurso se declaró formalmente procedente, y en cuanto a las actuaciones, ya se hicieron las citaciones para que en diez días se presenten las partes respecto de alguna prueba anticipada como marca el código o alguna otra objeción. Como esta defensa no está atacando la ley sustantiva, es decir la mala aplicación de la ley, sino la errónea valoración de la prueba, vamos a esperar la citación de audiencia, a los efectos de defender el recurso en General Pico”, dijo.

Argumentos defensivos.
El defensor de Sosa indicó que en el recurso que presentó ante el TIP, hizo referencia a los mismos argumentos que expuso en el debate, y resaltó que el magistrado valoró de manera errónea la prueba, y le dio importancia a la declaración de un solo testigo, del cual dijo que “evidencia una relación especial con el imputado y con la damnificada”.
“Los puntos son los mismos que se plantearon en su momento en el debate, dándole importancia a la declaración de un solo testigo, que evidencia una relación especial con el imputado y con la damnificada, sin tener en cuenta, respecto de lo que piensa esta defensa, en la comparación o la valoración de los demás testigos. Sobre todo el testimonio de la propia damnificada y de los demás presentes. Se puede haber observado, que respecto de la tentativa, se dice que hubo intención de matar, cuando en realidad la víctima dice que seguramente no la quiso atacar, sino que quedó en medio de un revoleo de manos”, señaló.

Madrugada violenta.
El juez de audiencia Florentino Rubio, condenó semanas atrás a Rubén Emanuel Sosa, a la pena de diez años de prisión tras imputarle el delito de “homicidio calificado en grado de tentativa”, en perjuicio de la joven Tania Yanet Crisóstomo, la joven que es la madre de su hijo de dos años de edad.
El magistrado determinó que durante la madrugada del 27 de julio del año anterior, el imputado ingresó a un domicilio de la calle Laprida de la localidad de Quemú, en la cual se encontraba la damnificada junto a algunos amigos.
Tras una discusión que se generó en el interior del inmueble, Sosa, con un cuchillo de cocina, le provocó una herida cortante en la zona del abdomen a la mujer, a la cual luego trasladó a bordo de su automóvil, al centro asistencial local para su atención. Debido a la gravedad del caso, la mujer luego permaneció internada durante varios días en el Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad.
El juez consideró que en la víctima de este hecho, “claramente puede percibirse el temor que la invade por la dramática experiencia vivida, el que la lleva a adoptar una actitud sumamente reticente al relatar las circunstancias en que recibe la puñalada”. La mujer había asegurado que Sosa no había tenido intenciones de matarla, y que la había herido de forma accidental, con un cuchillo de cocina.