General Acha: formalizan causa contra tres policías

VEJACIONES EN PERJUICIO DE UN HOMBRE

La fiscalía formalizó la investigación contra tres policías, acusados de haber agredido físicamente y asfixiado en más de una ocasión a un vecino que había ingresado detenido a la Alcaidía local. Todo ocurrió a fines del año pasado.
El fiscal Juan Bautista Méndez formalizó la investigación iniciada contra tres policías, a quienes se les atribuye haber cometido severidades y vejaciones en perjuicio de un hombre. El hecho se produjo en noviembre del año pasado, en dependencias de la Alcaidía de General Acha.
En esa misma audiencia desarrollada hace unos días en una de las salas de calle Don Bosco 665, el juez de control Héctor Alberto Freigedo dispuso la producción de otras medidas probatorias, en función de la solicitud hecha por el fiscal que interviene en la causa. De todas formas, no trascendieron en qué consistieron las mismas a los fines de preservar la pesquisa.

Formalización.
Los tres empleados policiales participaron de la formalización, asistidos por el defensor oficial sustituto Juan José Hermúa. Además estuvo presente el abogado que actúa como representante legal de la víctima, ya que se constituyó como querellante particular. Mientras que el fiscal Méndez, concurrió acompañado por el fiscal sustituto José Luis Coito, quien recientemente comenzó a desempeñarse en esa función.
Antes de desarrollarse la audiencia de formalización ante el Juzgado de Control, los uniformados debieron presentarse ante la oficina única del ministerio público fiscal, donde prestaron declaración en calidad de imputados previo recibir el asesoramiento técnico legal de la defensa.
En un principio la fiscalía sostiene que los policías habrían cometido el delito previsto en el artículo 144 bis -inciso tercero- del Código Penal Argentino, debido a que se tratarían de severidades y vejaciones. Los efectivos involucrados tienen 44, 31 y 24 años, respectivamente. De los cuales los dos últimos habrían participado como coautores.

Hecho.
El 11 de noviembre pasado, poco después de la 1, cuando un hombre ingresó a la Alcaidía de esta localidad en calidad de detenido en el marco de una investigación iniciada por la desaparición de una menor de 15 años. En esas circunstancias, el hombre fue trasladado hacia el sector de la cocina, donde comenzó a recibir golpes de puño en diferentes partes del cuerpo por parte de los tres imputados, de los cuales uno es el responsable de la Alcaidía, y otro el encargado de turno en ese entonces.
Asimismo mientras le practicaban técnicas de asfixia, proseguían golpeándolo, lo que le provocó lesiones que fueron debidamente constatadas por el médico que lo asistió. Luego, lo llevaron sin ropa hasta el patio de ese mismo lugar de alojamiento, donde seguían golpeándolo en momentos que lo mojaban con agua, informaron a esta corresponsalía fuentes oficiales.

Compartir