General Pico: confirman el cierre de despensas y almacenes

AUMENTOS DE TARIFAS ENERGETICAS GOLPEAN A COMERCIOS MAS CHICOS

El presidente del Centro de Almaceneros de General Pico, Jorge Llodrá, indicó que ante el actual panorama económico, algunos pequeños comercios del rubro tuvieron que cerrar las puertas al no poder soportar la caída de ventas y los bruscos aumentos de tarifas energéticas. Esto está en consonancia con las declaraciones que hizo hace unos días a LA ARENA el senador nacional Daniel Lovera, al referirse a cómo golpearon en el comercio piquense las medidas llevadas adelante por el gobierno nacional.
Llodrá también se refirió a la ventas ambulantes que perjudican al comerciante local, y dijo que la participación en la institución que dirige cada vez es menor.
“Estamos en una recesión, pero hay que agudizar el ingenio del comerciante, porque hay que saber comprar para poder vender, pero lamentablemente hay mucha gente que ha tenido que cerrar. En el caso del ramo nuestro, se dio con negocios chicos con poco capital. El aumento en la energía eléctrica afectó más al comercio chico, porque una conservadora, una heladera, una cortadora de fiambre, implican un gasto muy alto”, dijo.
En el mismo sentido agregó: “Los cierres se han dado en comercios familiares y también se puede dar en algunos casos en comercios que estaban con mucho personal. Hoy las cargas sociales son altísimas, aunque los sueldos no son altos”.
Llodrá indicó que aún no se tiene certeza sobre la cantidad de comercios, del rubro de almacenes, despensas y autoservicios que han cerrado sus puertas, y que las cifras se conocerán con mayor exactitud cuando la Municipalidad de General Pico finalice un relevamiento de comercios en la ciudad. Sin embargo dijo que “hay muchos negocios muy chicos que no podían subsistir” por el costo operativo, y sostuvo que “no fueron tantos dentro de nuestro ramo pero algunos hubo”.

Venta ambulante.
El titular de la entidad que reúne a los almaceneros de la ciudad, dijo que de a poco se comenzó a “ver una mejora en el tema de precios”.
“Ya no hay los aumentos que había. Hay mucha mercadería bonificada en un 10, 15 y hasta un 20 por ciento, y las grandes cadenas la segunda unidad al 70 por ciento. Eso quiere decir que tenían un sobreprecio, a lo mejor por parte del fabricante que hoy necesita vender, y como tiene margen hace unos descuentos muy grandes”, explicó.
Llodrá también refirió que otro de los inconvenientes que afronta el sector, es la presencia de vendedores ambulantes en la ciudad, y subrayó que en este caso los controles no son suficientes.
“Hay venta ambulante. Lamentablemente no lo controlan y si bien perjudican al comerciante de forma más directa, perjudican a todos, porque es plata que no recauda el Estado y es plata que no se reinvierte ni la recupera el municipio. Cuando vos estás establecido con un comercio pagás los impuestos y es todo dinero que sirve para pagar sueldos y hacer mejoras dentro de tu comunidad”, señaló.
Sobre esto agregó que meses atrás le presentaron la inquietud al intendente local Juan José Rainone, y que si bien “algo se ha hecho, el problema es que no tienen la gente para hacer los controles del fin de semana”.
Por último se refirió a una falta de involucramiento con el desarrollo de las instituciones, por parte de las nuevas generaciones.
“Tenemos muy pocos, apenas 200 socios. Es una lástima porque se paga una cuota muy chica de 5 pesos y se ofrecen un montón de beneficios, pero la gente no se involucra, no quiere estar más en las instituciones”, finalizó.

Compartir