General Pico: el edil Coppo será imputado por lesiones

AUDIENCIA SE SUSPENDIO PERO FIJARAN NUEVA FECHA

Después de dos meses de recibida la denuncia en contra del concejal piquense Guillermo Coppo, del bloque Frepam-Cambiemos, se avanzó hacia una investigación fiscal en su contra. La audiencia de formalización se iba a realizar ayer en la mañana pero fue suspendida hasta nueva fecha.
En los tribunales se fijo la audiencia para las 9 en la sala II, con la presencia de la jueza de control María Jimena Cardoso y el fiscal Alejandro Gilardenghi. Sin embargo, el letrado que representa a Coppo, el abogado Mauricio Raca, no podía asistir ayer y presentó por escrito un pedido para que la audiencia fuera postergada. La solicitud ingresó a la Oficina Judicial y se deberá fijar otra fecha.
La formalización en contra del concejal implica que sea considerado imputado del ilícito y que será investigado por el mismo, además a partir de esa situación se podrán solicitar diferentes medidas probatorias como la Cámara Gesell a la supuesta víctima, un niño de unos ocho años que es hijo de la pareja de Coppo.
Sin embargo, la responsabilidad y autoría deberá definirse más adelante y todavía no hay una acusación en contra del edil. Una fuente judicial explicó que se trata de una situación sensible, porque la dinámica familiar se ve afectada, pero la fiscalía decidió que estaban los elementos para llegar a esta instancia.

Denuncia escolar.
La denuncia por maltrato infantil fue realizada por la Escuela 57, colegio al que concurre el menor. Desde esa institución no se dio información al respecto.
Por otra parte, en abril Coppo se presentó de forma voluntaria en tribunales para ponerse a disposición de la Justicia.
Dentro de la investigación una de las pruebas principales será el testimonio del niño, que se tomará en Cámara Gesell. También el informe médico sobre las presuntas lesiones. Además, estarán los testimonios de las docentes, que ya fueron convocadas a tribunales, y de los familiares del niño.
Entre los trascendidos del caso, se pudo saber que la Escuela 57 tuvo inconvenientes en el pasado por un hecho de maltrato que careció de denuncia el pasado año y que casi le significó un sumario a la directora del colegio.
Y uno de los cuestionamientos a la institución es que las lesiones habrían sido detectadas un jueves, pero por razones que no se difundieron la denuncia recién se realizó el sábado siguiente.
Coppo siguió cumpliendo con su trabajo en el Concejo Deliberante local y no se tomó licencia, como le habrían sugerido los representantes de otros bloques. En realidad, el edil aún no ha sido acusado y la investigación en su contra todavía está en su primera etapa.

Compartir