General Pico: el SOEM sigue haciendo frente a las deudas

SINDICATO INTERVENIDO DESDE 2016 TIENE FONDOS EMBARGADOS

La situación del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SOEM) de esta ciudad todavía sigue complicada en lo económico y en este momento los fondos que ingresan son embargados por cheques rechazados, valores que fueron emitidos hasta hace dos años.
El normalizador del gremio, el contador Carlos Larandaburu, indicó que hasta la semana pasada venían negociando el pago de una cifra superior a los 100 mil pesos en cheques que fueron emitidos desde el SOEM, con esos acreedores se pautó abonar la deuda en cuotas para que la institución no quedase insolvente. Pero en los siguientes días hubo un revés y los ingresos del sindicato fueron embargados por otros valores efectivos que se tramitaron por vía legal.
Larandaburu dijo que se encontró con una “cifra escalofriante de cheques rechazados” que asciende al millón de pesos y si se ejecutan con medidas cautelares el monto se incrementará por intereses, gastos legales y otros conceptos.
El normalizador tomó intervención en el gremio en noviembre del pasado año, en ese momento advirtió que había “más para pagar que para cobrar” y explicó que debían hacer un ordenamiento que iniciaba desde la gestión de una nueva cuenta bancaria hasta un sondeo con los comercios en los cuales los empleados municipales tenían el beneficio del pago en cuotas con el gremio como garante.
Con el paso de los días muchos de esos aspectos se pudieron encauzar y la semana pasada hubo una reunión en el Ministerio de Trabajo para analizar si ya se podía pensar en llamar a elecciones. Poco después, el embargo y los cheques rechazados volvieron a socavar la capacidad económica del SOEM.

Consensuar.
El normalizador dijo a LA ARENA que “hay que consensuar cómo normalizamos esta situación”, y explicó que su objetivo no es seguir por varios meses en el gremio porque entiende que esa no es su función pero tampoco sería coherente hacer entrega de la institución aún con deudas.
Larandaburu señaló que el pago de los cheques se debe realizar, porque los acreedores tienen el derecho de hacer el cobro, sin embargo las medidas cautelares incrementarán la deuda y con el embargo hacen imposible que el sindicato afronte los gastos mínimos para mantenerse funcionando.
“Hay decisiones que tomar”, afirmó. Ahora deberán consultar con la delegación pampeana del Ministerio de Trabajo de la Nación como avanzar en esta situación.
En cuanto al llamado a elecciones todavía no hay fecha si bien hay interesados que se han estado comunicando con el gremio. Larandaburu indicó que si la situación de deuda persiste los candidatos deberán saber en qué condiciones está la institución. Por otra parte, un llamado a elecciones no es un proceso rápido ya que para hacer esa convocatoria se deberá cumplir con los plazos previstos para la presentación de listas, de los avales, el período de impugnación y otros requisitos. Por el momento no se anticipó una fecha para realizar el sufragio.