General Pico: se registraron otros dos robos a viviendas

A UNA PAREJA LE SUSTRAJERON AHORROS QUE GUARDABAN EN LA HELADERA

Dos nuevos hechos delictivos de similares características, con el ingreso a las viviendas en las que se cometieron sendos robos, ocurrieron durante las últimas dos horas en esta ciudad. Pese al aún vigente cepo informativo dispuesto por el Ministerio de Seguridad, los hechos, como en todas las ocasiones, fueron confirmados y detallados por los propios damnificados a los medios de prensa.
Ayer a la madrugada autores desconocidos ingresaron a un departamento que está ubicado sobre la calle 107 entre 26 y 28, y se llevaron una importante suma de dinero en efectivo que estaba escondida en una bolsa en el interior de la heladera, y de la que las víctimas de este hecho evitaron dar mayores precisiones.
La pareja damnificada se había ausentado del domicilio para viajar a la ciudad bonaerense de Bunge, de donde son oriundos, por el fallecimiento de un familiar. De regreso a General Pico, cuando llegaron al departamento, encontraron que habían violentado la ventana e ingresado al inmueble.
Lo más llamativo fue que los autores del robo no provocaron ningún desorden y fueron directo hacia la heladera donde estaba el dinero que el hombre había escondido, y que la pareja había ahorrado para poder comprar un auto algunos modelos más nuevo. En el lugar trabajó personal policial de la Comisaría Primera.
El hombre es albañil, y la mujer, que se desempeña como empleada doméstica, peluquera y cuidadora de adultos mayores, tiene 12 trabajos en la semana. Los damnificados se mostraron dolidos e impotentes, por el robo de dinero que lograron ahorrar a lo largo de varios meses de trabajo.

Robo en el Ranqueles.
Una vecina del barrio Ranqueles I, que habita una vivienda ubicada sobre la calle 32 entre 27 y 25 bis, fue víctima de un robo que fue cometido durante los pocos minutos que se ausentó para ir de compras a un kiosco cercano a su domicilio.
El hecho ocurrió el domingo cerca de las 21, cuando autores desconocidos ingresaron a una vivienda ubicada en barrio Ranqueles I, en jurisdicción de la Comisaría Segunda, tras violentar una puerta de aluminio. La damnificada, Elena Acosta, contó que es la segunda vez que es víctima de un hecho de esta naturaleza, y que estuvo cara a cara con el delincuente en la vereda, previo a tomar conocimiento del hecho.
La única moradora del inmueble se ausentó algunos minutos de su domicilio para ir a realizar algunas compras a un kiosco cercano. De regreso a su vivienda sintió que su perro quería atacar a un joven en bicicleta que llevaba una mochila en sus hombros. Luego de evitar el ataque, vio que estaba caído en la vereda, un perfume que le pertenecía, y fue en ese momento que encontró la ventana levantada y que se dio cuenta del robo que había sufrido.
El autor del ilícito, en busca de elementos de valor provocó un gran desorden en los ambientes, y luego se dio a la fuga tras llevarse una suma estimada de 1.500 pesos en efectivo, y documentación personal que estaba guardada en la billetera sustraída. También le sustrajeron una cámara fotográfica, y unas zapatillas que guardaba de su hijo fallecido hace cuatro años, en un trágico accidente. En el lugar del ilícito trabajó personal de Comisaría Segunda y de Criminalística de la Unidad Regional II.

Compartir