General Pico: la Escuela 12 ya es de jornada completa

A PARTIR DE ABRIL COMENZARA A FUNCIONAR EL COMEDOR

La Escuela 12 de esta ciudad comenzó el año con la modalidad de jornada completa, una forma de sumar a las clases habituales el almuerzo y actividades diferentes para la tarde. En General Pico, la Escuela 64 incorporó la jornada completa en 2010 y al parecer otros de los colegios piquenses seguirán por el mismo camino.
Según se informó, la Escuela 12, ubicada en el barrio El Molino, tiene una matrícula de 240 alumnos y alumnas, de los cuales la mayoría decidió permanecer en la institución e incorporar la jornada completa. Así lo confirmó con satisfacción la directora de dicho establecimiento, Mónica Suárez.
Los niños y las niñas ahora pasarán gran parte de su día dentro de la escuela con la cobertura del desayuno, el almuerzo y la merienda. Durante la mañana se desarrollarán las clases habituales y por la tarde habrá una dinámica diferente.
“El año pasado fuimos comunicados en abril acerca de que la escuela iba a tener jornada completa, y después de las vacaciones de invierno todos los docentes asistieron a capacitaciones relacionadas”, manifestó Suárez.
Ahora ya está listo todo el plantel docente y en breve comenzará a funcionar el comedor. Para abril ya estarán listas algunas modificaciones en la cocina de la escuela, agregando mobiliario, heladera y horno. Además, habrá personal dedicado a preparar la comida, más allá de las personas que se desempeñan como porteros.
El colegio también implementó una “banda horaria” para organizar de forma quincenal un momento pedagógico que sea útil para ver las problemáticas del aula y coordinar el trabajo escolar junto con los docentes.

Talleres a la tarde.
Durante la tarde, según los años a los que asistan, los niños tendrán disponibles los talleres. Son nueve propuestas por día, con un cupo de aproximado de 25 estudiantes. Así se incorporaron las opciones sobre hábitos saludables, vida al aire libre y campamento, danza, juegos de nuestros abuelos, inglés para los más pequeños, creación de una revista digital, pintura, ecología, atletismo, natación y recordación de fechas patrias y organización de actos. Cada taller tendrá una duración trimestral para que los chicos vayan rotando durante el año y asistan a todos. Si bien, hay un ítem fijo de aprendizaje para todos los niveles que tiene que ver con acompañamiento al estudio.
La primera semana de clases no hubo actividad por la tarde, porque el viernes 12 de marzo se hizo una reunión para informar al respecto a la familia. Ese encuentro sirvió para que los docentes dramaticen cada propuesta y expliquen a los familiares cada idea.
Con el principio de año muchos padres se sumaron a los talleres y de esa forma acompañan a sus hijos, participan y se acercan a la institución, destacó Suárez. También la escuela sigue realizando el sábado los talleres del CAI, que este año son: risas y movimientos, ajedrez y aventura musical.