General Pico: preventiva a imputado

Una audiencia de juicio directo se desarrolló ayer contra Jonathan Alvez, el joven que el pasado sábado en horas del mediodía protagonizara un robo a mano armada en Azulcred, la firma de servicios financieros ubicada en la esquina de calles 15 y 26 de esta ciudad. Alvez fue acusado de robo agravado por el uso de arma en grado de tentativa, portación ilegal de arma de fuego y amenazas agravadas por el uso de arma de fuego.
Durante la tarde del sábado se recibió declaración testimonial al imputado, un joven que no posee antecedentes. También a las víctimas, Néstor Hourcade (propietario de la financiera) y Cristian Molinari (el vecino que persiguió al ladrón y fue amenazado) y a un grupo de testigos que observó la huída del autor.
La audiencia de juicio directo contó con la actuación de Ivana Hernández en representación del ministerio público y de la defensora oficial, María José Gianinetto, en la representación legal del imputado.
El juez de audiencia, Marcelo Pagano, dictó la prisión preventiva de Alvez hasta la finalización del proceso. Se estableció que la audiencia de ofrecimiento de prueba será en esta semana y el juicio directo en no más de 15 días. El juez Carlos Pellegrino fue sorteado para ese juicio.
La fiscal Hernández precisó que la mayoría de los elementos probatorios se recogieron en el lugar del hecho y sólo resta esperar el resultado de las pericias practicadas en el arma, buscan determinar si estaba apta para disparar, dado que ello agrava las consecuencias de la comisión del delito investigado.
Hernández destacó que el joven Alvez no posee antecedentes ni tampoco es un joven conocido del “ambiente”. En la declaración prestada ante la fiscalía admitió su responsabilidad en el hecho y alegó encontrarse sin trabajo y otras cuestiones particulares como detonantes de su conducta.
La pena en expectativa varía de acuerdo a si el arma era apta para el disparo, pero no debería extrañar una condena por encima de los tres años de prisión.