Golpeó e intentó abusar a su ex pareja y lo dejaron libre

GENERAL PICO: INVESTIGAN CASO DE VIOLENCIA DE GENERO EN QUEMU

El imputado quedó en libertad, mientras la fiscalía avanza en la investigación del hecho que fue denunciado la semana pasada. La jueza de control Jimena Cardozo, en una audiencia que se realizó el viernes, le impuso una serie de medidas restrictivas.
La Justicia piquense investiga a un hombre de 30 años, oriundo de Quemú Quemú, por la presunta comisión de los delitos de “amenazas simples y lesiones leves”, que habría damnificado a la mujer con la cual habría mantenido una relación de pareja. El viernes a la mañana, el acusado fue sometido a una audiencia de reexamen de medida de coerción, que se realizó en la Sala 1 de los tribunales piquenses, en la cual la jueza de control Jimena Cardozo determinó que el hombre quedara en libertad.
En la audiencia que se realizó el viernes a la mañana, la jueza, tras analizar el planteo del representante del Ministerio Público Fiscal, Alejandro Gilardenghi, y del abogado defensor Santiago Vázquez, quien pidió la libertad de su defendido, resolvió disponer la libertad del sospechoso. Pero le impuso una serie de medidas sustitutivas de la prisión preventiva, como es una restricción de acercamiento hacia la denunciante, y la prohibición de establecer contacto y comunicación por cualquier tipo de medio, con la mujer que es su ex pareja.
El martes a la mañana, en los tribunales de esta ciudad, el juez de control Heber Pregno le había formalizado la Investigación Fiscal Preparatoria al acusado, por la presunta comisión del delito de “amenazas simples y lesiones leves”.

Golpes y amenazas.
El hecho que investiga la Justicia local ocurrió en la vecina localidad de Quemú, la semana anterior. La denunciante indicó que el acusado, con el cual había mantenido una relación de pareja tiempo atrás, la fue a buscar a su domicilio. La mujer se subió al auto del imputado, y juntos se dirigieron hacia un descampado que está ubicado en cercanías al casco urbano de la ciudad. En ese lugar, el hombre habría intentando obligar a la mujer a mantener relaciones sexuales bajo amenaza, pero ella se resistió y fue agredida con golpes de puño.
En un momento, según denunció la damnificada, el acusado la bajó del auto con la intención de dejarla sola en el descampado, pero la mujer logró subir nuevamente al vehículo, y el hombre la llevó de regreso a su domicilio, donde permaneció junto a ella hasta las primera horas de la tarde.
El personal médico que atendió a la mujer constató que como consecuencia de los golpes de puño recibidos presentaba algunos hematomas, calificados como lesiones leves. Según trascendió, esta sería la segunda oportunidad en la cual el hombre llevó a su ex pareja a un sitio oscuro y alejado de la zona urbana, intentó forzarla a mantener relaciones sexuales, y la agredió físicamente.
En la audiencia que se desarrolló el viernes, la jueza atendió el pedido de la defensa al disponer la libertad del acusado e imponerle una serie de medidas restrictivas, que eviten que el acusado interfiera en el avance de la investigación.