Grabaron video con la coreo de la familia de Vicenzo

BUSCAN PROMOVER LA DONACION DE MEDULA OSEA EN GENERAL ACHA

El pequeño Vicenzo integra la lista de espera del Incucai para recibir un trasplante de médula ósea. Impulsado por su familia, con el apoyo de Pediatría, se grabó la coreografía preparada para generar conciencia sobre la importancia de incrementar el número de donantes en la ciudad.
Un buen marco de público se concentró ayer a la tarde en el escenario del Parque Campos, donde se bailó la coreografía preparada por la familia de Vicenzo, quien se encuentra inscripto en la lista de espera del Incucai para recibir un trasplante de médula ósea.
La jornada contó con la presencia de profesionales que cumplen funciones en diferentes sectores del centro asistencial Padre Buodo y los Payamédicos. Además de familiares, niños y vecinos, asistieron las diputadas provinciales Lucrecia Barruti (PJ) y Adriana Leher (PRO), y el concejal del bloque justicialista Pablo Rosa.
La familia de Vicenzo grabó un video con la coreografía preparada especialmente con la intención de promover la generación de donantes voluntarios de médula ósea. Además se grabó un mensaje para “Juanpi” Trivero, el niño que afronta una grave enfermedad, y desde hace varios se encuentra internado en Buenos Aires.

Vivir.
A su término Tamara Villa Díaz, madre de Vicenzo, muy emocionada agradeció a todos los que se sumaron a la movida, y brindaron su apoyo y acompañamiento. Aseguró que “de esto se trata la vida, de vivir el día a día”.
Asimismo se solidarizó con la dura situación que atraviesa la familia Trivero, y les envió fuerzas a “Juanpi”. Afirmó que seguramente “regresará y estará acá, con todos nosotros”.

Ensayos.
Los ensayos incluyeron a Tamara y familiares sumándose luego muchísima gente, mientras la enfermera Paola Cufré y el equipo de Pediatría del hospital Padre Angel Buodo redoblaron el impulso para “darle más fuerzas a Vicenzo”, incrementándose por las redes sociales.
La familia de Vicenzo aclaró que no se busca ayuda económica, sino multiplicar las inscripciones de donantes de médula ósea, fortaleciendo al grupo de los voluntarios.
El niño, de casi tres años y medio de edad, se encuentra estable. No obstante, debe continuar en la búsqueda de un donante de médula ósea con mayor porcentaje de compatibilidad.
El problema es que la enfermedad ha sido declarada como “indefinida”, con el diagnóstico de “síndrome mileloproliferativo Filadelfia negativo indeterminado”, así que se analiza obtener la médula de alguien con muy cercana compatibilidad. En el Centro de Trasplante esperan un 90 por ciento de compatibilidad, que familiarmente lo consideran como “alma gemela”.
Otro paso que debería darse previamente, es que se declare la enfermedad del pequeño, pudiendo manifestarse como aguda o crónica.