Gremio capacita a dirigentes

(General Pico/Agencia)
El gremio de la carne busca formar a sus dirigentes gremiales en cuanto a movimiento sindical, historia institucional y derechos laborales. Al mismo tiempo, se plantea la realidad de las plantas frigoríficas que reabren y deben capacitar a sus nuevos empleados.
Representantes nacionales y provinciales del Sindicato de la Carne anunciaron ayer una capacitación de tipo gremial, al mismo tiempo que reconocieron que la entidad necesita fortalecerse después de los embates que han tenido el sector productivo y sus trabajadores con el cierre de plantas frigoríficas.
El secretario general de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne, José Alberto Fantini, el secretario del sindicato local, Antonio Loza, y el coordinador de la capacitación, Danilo Schab, se refirieron en una conferencia de prensa a la migración de trabajadores hacia otros ámbitos laborales y sus consecuencias para la institución sindical y para las plantas que reabren sus puertas como Pampa Natural.
Fantini fue quien afirmó que es “una realidad muy dura”, porque más de 14 mil empleados quedaron sin trabajo en los últimos años cuando fueron cerrando más de cien plantas en la Argentina. Pese a lo cual aseguró que hay esperanza, y si bien todavía falta un poco más de diálogo con el gobierno se ha logrado la reapertura de algunos frigoríficos.
El gremialista explicó que la posibilidad de reinserción de los cesanteados, ha sido despareja y no siempre dentro del mismo sector de la carne. Por ejemplo, en Venado Tuerto se cerró una planta y más de 500 trabajadores quedaron desempleados pero no hubo tantos problemas para que pudieran conseguir otra salida laboral.
En tanto que en Hughes, Santa Fe, fue más difícil ya que esa es una localidad que en su totalidad dependía de un frigorífico que dejó de funcionar. La realidad de los despidos en el sector cárnico tiene otras consecuencias como la desaparición de mano de obra calificada, explicó Fantini. Cuando los trabajadores se insertan en otro tipo de actividad los nuevos emprendimientos deben contratar a personas que requieren formación. En General Pico y La Pampa, ha ocurrido eso. La reapertura de Pampa Natural, que fue comprado por la cadena de La Anónima, puso en evidencia este fenómeno.
El sindicalista advirtió que La Anónima muestra sin embargo estabilidad ya que su producción se basa en un autoconsumo para las cadenas de supermercado. Y advirtió que se puede pensar en una formación de los nuevos empleados de manera conjunta entre empresa y sindicato. El referente local, Loza, manifestó que la predisposición de la firma ha sido buena y que han tenido varios contactos.

Desfinanciamiento.
Fantini reconoció que la crisis de los últimos años debilitó al sindicato. Y una de sus repercusiones más severas se vio reflejada en los ingresos de la obra social y la consecuente cobertura de salud de los empleados. Cuando un trabajador deja de tener una jornada normal y su actividad frigorífica se ve reducida a unas pocas horas por semana, señaló, los aportes son menores. El gremio hace 10 o 15 años tenía otra realidad mucho mejor, manifestó el secretario de la federación.
Otro factor a tener en cuenta es el de la credibilidad del sector en general. Según Fantini el problema con la exportación fue un factor fundamental en este conflicto, ya que afectó la imagen internacional porque no se pudo garantizar a otros países el cumplimiento de las ventas pautadas.
Por otra parte, Schab se refirió al fortalecimiento a través de la jornada que ayer se desarrolló en General Pico. Participaron unas 30 personas de la filial de La Pampa, entre dirigentes e integrantes del sindicato en la provincia. Fueron dos jornadas de formación que se abocaron a las temáticas: movimiento obrero internacional y argentino, historia del gremio de la carne y análisis del convenio colectivo de trabajo. Cursos de este tipo se realizan en todo el país y la capacitación general finalizará en el 2015.