Gremio defendió a recolectores

CRUCES POR RECLAMOS POR EL SERVICIO DE RECOLECCION

(General Pico) – Héctor Corredera, secretario de Servicios Públicos, indicó que la planta de personal fijo del área de recolección de residuos ha disminuido con los años pero que se logra cubrir la demanda de una ciudad que crece. Una respuesta del funcionario a algunas referencias del gremio de los empleados municipales, el SOEM, que esta semana adjudicó los problemas del servicio a las autoridades de la comuna que deben realizar los controles pertinentes.
Corredera manifestó que desde el 2007 hasta ahora la planta permanente dedicada a la recolección se redujo a partir de jubilaciones, retiros y fallecimientos pasando de 244 personas a las 183 actuales.
Explicó que considerando que la ciudad creció con la incorporación de nuevos barrios los recorridos debieron ampliarse. Y si bien hay menos recolectores el servicio se realiza en los seis turnos nocturnos y los seis matutinos, por lo que se pueden generar algunas horas extras.
Allí radica uno de los puntos que la comuna quiere examinar porque las horas extras están condicionadas por las categorías y si la forma de ascenso no se reconsidera por estatuto el pago de algunos trabajadores será muy oneroso. El funcionario estimó, solo como una aproximación, que un empleado categoría 1 podría llegar a cobrar 500 pesos por hora extra.
Corredera manifestó que hasta ahora el pago de las horas extras está al día, ya que las horas trabajadas en abril se rinden en mayo y se abonan en los primeros 10 días de junio.
El secretario señaló que los reclamos del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) siempre han sido escuchados y refirió que han tenido una buena relación para poder lograr acuerdos. Si bien dijo que no estaba al tanto de manifestaciones públicas que pudiera haber realizado el gremio en forma reciente.

Patronal.
Jorge Figueroa, secretario del SOEM, dio a conocer ayer que hubo reclamos de la población con respecto al servicio de recolección porque se vio afectado en los días de lluvia y coincidió con algunos feriados, pero afirmó que esa situación no es responsabilidad directa del empleado. El gremialista dijo que cumplir con la labor en días de lluvia sería complicado porque los recolectores deberían soportar las inclemencias climáticas y podrían tener algún tipo de accidente. Además hay inconvenientes con algunas calles que no están bien iluminadas. Y en todo caso el control sobre las condiciones de trabajo o del estado de los lugares por los que pasa el recorrido debe ser una preocupación de los capataces y las autoridades municipales. “Eso generó controversia y yo defiendo al trabajador”, señaló.
Los empleados deben tener además los elementos de seguridad estipulados por la ART, recibiendo la ropa con franjas refractarias, calzado y guantes. En ese aspecto la comuna va un poco retrasada con la entrega.
El pago de horas extras de abril, conforme dijo Figueroa, solo se abonó en un 50 por ciento, y la mitad restante se pagará en dos cuotas. Y aseguró que la cantidad de horas de trabajo son responsabilidad también de las personas a cargo del área.
Con respecto a las categorías de los empleados municipales el sindicalista mencionó que la modificación del estatuto se está evaluando pero descartó que sea una cuestión que se pueda resolver este año.