Hallan ahorcado a un preso en la Seccional Segunda

EN GENERAL PICO

En la madrugada de ayer fue hallado sin vida Alejandro Leonel Torres (18), un joven que se encontraba detenido en la Comisaría Segunda de General Pico por ser sospechoso en dos robos. El Ministerio de Seguridad de la provincia confirmó el deceso de un joven -aparentemente se quitó la vida- que estaba con preventiva mientras avanzaba una causa en contra de él y de su primo.
La policía indicó que el joven compartió tiempo con sus compañeros en la noche del pasado lunes, cuando miraron televisión y luego cada uno volvió a su celda para dormir. En la mañana, cerca de las siete, durante una de las revisiones de rutina uno de los agentes de guardia descubrió la ausencia de Torres de su cama y poco después halló el cuerpo en el baño. Se estima que en la madrugada el joven habría utilizado una tela, o un retazo de sábana, para ahorcarse. Lamentablemente, sostuvieron, no fue posible reanimarlo.
En breve se dio aviso a la fiscalía general, subrogada por Damián Campos, a la Jefatura de la Unidad Regional II, la División de Criminalística que realizó las pericias y al médico forense.
Desde la Comisaría Segunda se confirmó en la mañana de ayer la existencia del deceso. El joven llevaba algunos meses detenido, con prisión preventiva, y hace tiempo estaba alojado en esa sede policial de calle 10 esquina 23 porque antes estuvo en las instalaciones de la Comisaría Primera.
Este mes habría sido extendido el período de prisión preventiva de 90 días hasta el final del proceso.

Audiencia.
El fiscal Campos señaló que Torres y su primo estaban detenidos por la investigación de dos delitos ocurridos en esta ciudad. Sin embargo, teniendo en cuenta que eran jóvenes y no “tenían roce carcelario” se les había preguntado en la última audiencia con el fiscal cómo eran tratados y si estaban bien en la comisaría. Ambos aseguraron en ese momento que no tenían inconvenientes.
Campos señaló que la permanencia de los jóvenes en detención estaba justificada por el delito en investigación, dos robos a mano armada, que por su gravedad y posible condena justificaban la prisión preventiva.
Los jóvenes eran sospechosos en un robo a mano armada en una pollería de esta ciudad, ubicada en calle 28 esquina 21, donde actuaron a cara descubierta a fines del pasado mes de mayo. En esos días también estuvieron vinculados con el robo a otro comercio en calle 22 entre 29 y 31.
El fiscal señaló que por el primer informe del forense se habría confirmado que Torres atentó contra su propia vida, si bien se hace de oficio la investigación para confirmar las causas de la muerte.
Cabe recordar que dentro de la misma familia hay un grave hecho de sangre sucedido en Metileo ocurrido en diciembre del pasado año, cuando Diego Torres (36) apuñaló a Juan Carlos Geraldo. La víctima murió por esa herida y el imputado fue condenado a 12 años de prisión.
El hombre sentenciado sería pariente cercano del joven fallecido en la Comisaría Segunda.

Otros casos recientes
Otros casos de presos fallecidos se han dado durante los últimos años en esta ciudad, como el de Luis Antonio Wilson (29) que en 2012 se ahorcó en su celda de la alcaidía de la URII a poco tiempo de finalizar su condena y agobiado porque no le otorgaban la libertad condicional. Otro caso más resonante fue el de Carlos “Chami” Fernández (17) que en 2009 estaba alojado en la Comisaría Cuarta y luego de prender fuego un colchón en su celda falleció quemado. Caso por el cual fueron acusados tres agentes de la policía.