“Hay necesidad de capacitar a baronenses en oficios”

Tras un convenio suscripto entre el municipio de Colonia Barón y el Ministerio de Educación, comenzó a dictarse en esta localidad una capacitación gratuita en “auxiliar de instalaciones sanitarias y de gas domiciliarias”.
La misma fue presentada hace unos días en el municipio por el subsecretario de Educación Técnica Profesional, Gustavo Monasterolo, y la intendenta Sonia Luengo (PJ), ante los pobladores que se inscribieron para realizarla, entre ellos, dos amas de casa locales y un vecino de Mauricio Mayer.
“Tenemos la necesidad de capacitar a los baronenses en oficios porque hay muchos que no están cubiertos en el pueblo”, expresó la jefa comunal. A los vecinos les deseó “mucha suerte y que puedan lograr los aprendizajes necesarios para conseguir trabajo, ese es nuestro objetivo”. Agradeció a la Provincia por incluir a Barón para el próximo año en los programas de Capacitación Laboral y Formación Profesional que se desarrollan en las Aulas Móviles.
Monasterolo recordó que al inicio de la gestión, en diciembre de 2015, recibió “un pedido muy fuerte” de los ministros Martín Borthiry (Desarrollo Territorial) y Cristina Garello (Educación), para relevar las necesidades de formación profesional en las localidades. En enero, con su equipo empezó a entrevistarse con los intendentes quienes le fueron acercando las demandas laborales y una estimación de la cantidad de personas interesadas en aprender oficios.
Luego, desde su repartición, dependiente de Educación, surgieron capacitaciones en electricidad, metalmecánica, informática, entre otras, que se impartieron durante el primer semestre de 2016.

Subsidio.
“A Barón llegamos en el segundo semestre con esta capacitación, que es el primer nivel en instalaciones sanitarias y de gas domiciliarias. Gasista matriculado aún no lo tenemos en oferta porque es un convenio que hay que firmar con Camuzzi”, indicó el funcionario.
Explicó que en el marco del convenio “Formación Profesional y Municipios”, Barón recibirá un subsidio para la compra de los insumos y el pago de honorarios y trasladado al capacitador. Resaltó que el curso tendrá una duración de 70 horas reloj, un 70% de práctica y un 30% de teoría, “por lo cual es condición sine qua non la asistencia a las prácticas profesionalizantes”, que se harían en una vivienda en construcción. Las personas que terminen la capacitación recibirán un certificado y un kit de herramientas.

Compartir