Hay que comenzar “a trabajar hacia el futuro”

CASTEX: LA JUSTICIA ARCHIVO LA DENUNCIA POR BOLETA APOCRIFA

El intendente castense consideró que se deben “cerrar algunas cuestiones derivadas de las confrontaciones electorales”. Así minimizó la denuncia judicial formulada por los ediles del Frepam, que fue archivada porque la Justicia consideró que no hubo delito.
EDUARDO CASTEX – “En una facturación tan importante como tiene la Municipalidad de Eduardo Castex, en todo este tiempo detectar este error, consideramos que se podía solucionar de una manera u otra. Los concejales no quedaron satisfechos con la respuesta del pedido de informes, y formularon la denuncia porque hubo un error del área contable y la Justicia se expidió determinando que no existió delito”, dijo ayer el intendente de Eduardo Castex, Julio González.
El jefe comunal bajó los decibeles a las disputas con los concejales opositores, después que la fiscala María Cecilia Molinari archivara la denuncia judicial por el pago de 3.900 pesos a un proveedor que presentó una “boleta apócrifa”.
La denuncia de los concejales Marcelo del Moral, Mónica Curutchet, Alberto Brignardello y Olga Marino fue archivada, porque la funcionaria judicial entendió que no existió “delito para investigar”.
La información trascendió el domingo en LA ARENA, y después el municipio emitió un comunicado de prensa detallando una respuesta del fiscal general, Guillermo Sancho, indicando que la denuncia frepamista fue archivada porque “no existió delito”.

Respuestas.
El mandatario castense recordó que el legajo contable de marzo de 2015 estaba aprobado, pero cuando el Frepam solicitó informes, fue respondido “con todos los fundamentos de lo ocurrido”.
“Reconocimos que hubo un error (administrativo) involuntario, pero el trabajo se realizó y la orden de provisión tenía la firma del proveedor, porque fue el proveedor quien retiró el cheque del municipio”, explicó.
“Estos errores se deben corregir y se deben intensificar los controles en la documentación”,
dijo, y resaltó: “Acá no hubo ningún perjuicio a las arcas municipales”.

-La denuncia del Frepam en el ámbito judicial, ¿tensa la relación entre los poderes del Estado municipal?
-No. De nuestra parte, no. Nos pedían diálogo y entendí eso porque quizás no lo tuvimos en el periodo anterior. En este sentido hemos mantenido diálogos fluidos. No sé si hubo otra intención (política) en este caso (de la denuncia), pero el Concejo Deliberante tiene entre sus funciones controlar las cuentas municipales y también colaborar en las propuestas de ordenanzas para que la gestión del Ejecutivo pueda avanzar. La democracia nos pone en funciones ejecutivas o deliberativas, y los concejales pueden marcar los errores y contribuir. Nadie tiene la verdad.

-Ahora el Frepam presentó un proyecto para que los funcionarios devuelvan los 3.900 pesos. ¿En este caso existió un prejuzgamiento?
-Tenemos que cerrar algunos capítulos, y algunas cuestiones derivadas de las confrontaciones electorales del año pasado. Eso tiene que quedar en el pasado, y empezar a mirar hacia adelante. En lo personal, no tomo a mal esta denuncia. Fuimos el municipio que más incrementó el índice de coparticipación, que es superior al que teníamos cuando recibimos la comuna en 2011. Anhelamos trabajar en conjunto en un año difícil porque muchas familias tienen serias preocupaciones. Y después los años electorales traerán otras pasiones.

-¿Existe un sector político-gremial-comunicacional que pretende desprestigiar la gestión municipal?
-Hay sensaciones que vamos teniendo por hechos que van ocurriendo cada cierto tiempo y hubo algunas intenciones de desgastar la figura del intendente. Nos sometimos a un proceso electoral y ahora tenemos que gobernar para todo el pueblo. Es importante que se bajen las pasiones. Esos desgastes hacen mella un tiempo, pero la realidad siempre supera estas actitudes. Ganamos las elecciones y pasamos a ser los malos de la película.