Hospital suma consultorio móvil

GARANTIZAN EL ACCESO A LA SALUD EN BARRIOS PIQUENSES

El Hospital Gobernador Centeno cuenta ahora con un consultorio móvil que servirá para garantizar el acceso y la atención médica en los barrios más alejados, populosos o que no cuentan con un centro de salud propio.
El jefe del Area Programática, el médico Rafael Passarini, confirmó la novedad del proyecto que se puso en funcionamiento este mes. “Tomamos una experiencia de un centro de salud del Gran Buenos Aires donde hay problemas de accesibilidad, porque allí idearon una forma de trasladarse y brindar un consultorio general abierto a toda la comunidad”, señaló.
A nivel local hay lugares que están necesitando mayor llegada y Passarini resaltó el barrio Carlos Berg que hace varios años está reclamando un centro de salud, porque ha quedado a distancia de los que están en los barrios cercanos como Frank Allan y Energía y Progreso.
“Empezamos este mes de julio a brindar un consultorio el primer miércoles de cada mes en horario de tarde y esa propuesta ya quedaría fija para el Carlos Berg”, afirmó. En el horario de 13.30 a 17 se abren las puertas del consultorio médico para todas las edades. También cuenta con servicio odontológico.
Principalmente se trabaja con los controles de glucemia, arterial, pesos y talla en los niños y cuestiones básicas de la salud. Además, cuentan con un referente de vacunación del hospital que acompaña y provee insumos porque en el barrio se había hecho un muy buen trabajo previo para conocer la cobertura que había en ese sector de la población.
Con este consultorio se pueden abordar algunos de los problemas que plantean los pacientes pero cuando se requieran estudios o alguna especialidad se hará la derivación correspondiente al hospital.

Primera etapa.
Pasada la primera etapa de prueba, y con buenos resultados, ahora se está analizando la posibilidad de sumar a otros barrios. Incluso ya hay una experiencia en Trebolares donde se instalaron en la escuela y lograron acceso a personas relacionadas con la población rural.
En este consultorio móvil están trabajando los médicos que asisten a los centros de salud de los barrios cercanos al Carlos Berg. Con la posibilidad de acercarse al barrio José Ignacio Rucci se buscará la colaboración de otros profesionales.
“Tengo que destacar que el equipo de salud lo hace fuera de su horario de trabajo, lo hace como un trabajo solidario”, destacó Rafael Passarini.
Un punto fundamental del consultorio es que debe funcionar en espacios físicos que provea el barrio, porque no es una unidad móvil en sí misma. Se requiere de una sala donde atender a la gente y un espacio de espera en el cual se hacen talleres preventivos y charlas de consejería. Esto permite, además, que durante los días previos a la llegada del consultorio los vecinos puedan sacar sus turnos y planificar su atención porque se dispone un cupo de hasta 20 consultas por día.