Hubo 122 sentencias en el norte

DURANTE 2015, EL 60 POR CIENTO DE LAS CAUSAS SE ORIGINARON EN GENERAL PICO

La cantidad de sentencias se incrementó el pasado año y los delitos que sumaron mayor cantidad de condenados fueron los relacionados con violencia de género. Sin embargo, las condenas más duras se aplicaron a imputados de abuso sexual y homicidio.
El año 2015 finalizó con 122 sentencias, con un incremento en relación a las 90 del 2014, y hubo unos 133 imputados en la Segunda Circunscripción Judicial con sede en esta ciudad. Las causas tuvieron solo un siete por ciento de implicados que no fueron condenados por ser menores de edad o porque fueron absueltos.
Las sentencias fueron resultado de causas que llegaron al debate oral y público y de otras que tuvieron la opción del juicio abreviado. En esos legajos hubo 133 personas imputadas, en su gran mayoría hombres, de las cuales más del 60 por ciento se originaron por ilícitos ocurridos en esta ciudad. El resto se produjeron en diferentes localidades del norte de esta provincia.
De los 133 imputados sólo un 2,50 por ciento logró ser absuelto, en tanto que el 4,50 fueron menores de edad sobre los cuales solo se determinó la responsabilidad penal y quedaron a disposición del Juzgado del Menor y la Familia.
Las condenas tuvieron un mínimo de un mes en suspenso, por delitos como lesiones leves e intento de hurto, en tanto que las más graves superaron la década como una pena de 11 años por abuso sexual agravado. Una de las sentencias más llamativas fue la que determinó que el imputado debía pagar una multa de 1.000 pesos en un caso de violencia familiar.

Reincidentes.
Entre los condenados un 16 por ciento correspondió a reincidentes, o sea personas que ya habían tenido otras sentencias en las que la Justicia los encontró culpables. Sin embargo, esa cifra no incluye a los imputados que en un mismo proceso se les acumularon varios legajos en su contra por diferentes delitos.
Entre la características de los sentenciados se puede evidenciar que la el grupo mayoritario corresponde a hombres con edades que van desde los 21 hasta los 40 años, que representan más de la mitad de los procesados con el 63 por ciento. Y fuera del rango de esas edades el número decrece, por ejemplo condenados de entre 51 y 80 años hubo un total de 11 hombres.
Por otra parte, el tipo de delitos con mayor incidencia fueron los que se correspondieron a hechos de violencia de género, que representaron el 34 por ciento, luego le siguen los ilícitos por delitos contra la propiedad, abigeatos y estafas con el 25 por ciento. En tercer lugar estuvieron los abusos sexuales con el 18 por ciento. Luego quedaron las causas por resistencia a la autoridad, lesiones, amenazas, encubrimiento, ejercicio ilegal de la medicina, y otras. Y por último los homicidios, entre los que se incorporaron las causas de muerte por accidentes fatales.