“Hubo más procedimientos pero el objetivo es evitar accidentes”

JORNADA SOBRE SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

(General Pico) – Lisandro Baravalle Lago, director general de Relaciones Laborales, indicó ayer que se llevó a cabo la segunda jornada provincial sobre seguridad y salud en el trabajo. Instando a las empresas, los sindicatos, los trabajadores, a las ART y también a los representantes del Estado a prevenir riesgos y accidentes.
El primer encuentro pampeano se realizó en abril en Santa Rosa, enfocado principalmente a las consideraciones de inspecciones por riesgos y los peligros en construcción y electricidad. Ahora la propuesta fue más general, incorporando la problemática de los trabajadores rurales, considerando los derechos de los empleados, la cobertura de las ART y los perjuicios del trabajo no registrado.
Baravalle Lago dijo que la capacitación se hizo con la asistencia de un técnico de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, y que se convocó a todos los sectores laborales porque es un tema de diálogo social.
El funcionario explicó que este año se ha avanzado no solo en el sistema de inspecciones, que duplicó los controles, si no también en capacitación y prevención con más acercamiento a gremios y empresas.

Falencias.
El director de Relaciones Laborales señaló que las principales falencias que se vienen detectando en lo laboral tienen que ver con que “muchos accidentes son derivados del exceso de confianza del trabajador que realiza siempre la misma tarea. Porque no usan los elementos de protección personal y a veces también hay un desconocimiento de la propia empresa sobre los recaudos en algunos procedimientos”.
El funcionario reconoció que “la cantidad de procedimientos creció pero el objetivo no es infraccionar sino evitar el accidente”. Entonces dependiendo de la falla se dispone una sanción o no.
Baravalle Lago confirmó que entre los rubros con mayor informalidad están el sector rural, la construcción y los servicios domésticos. Y enfatizó las condiciones de ese tipo de trabajos, con el obrero que está a la intemperie, tiene labores en altura y mucha exposición. Además, recordó que el pasado mes hubo un incidente con un empleado rural cerca de Toay, y explicó que a veces hay cierto “descuido” ante tareas rutinarias.
Sobre el servicio doméstico adelantó que se reglamentó la nueva ley y entonces el próximo mes habrá una capacitación específica.
Acerca de las irregularidades en talleres textiles, el funcionario remarcó que se han realizado inspecciones y se está poniendo relevancia en ese sector al controlar seguridad e higiene pero también verificar el trabajo registrado y el cumplimiento de las horas de jornada sin excesos.