Imputaron a otro policía de Alcaidía

GENERAL PICO: LOS CINCO EFECTIVOS SERAN SOMETIDOS A UNA RUEDA DE RECONOCIMIENTO

El fiscal general Armando Agüero, de la segunda circunscripción judicial de la provincia con asiento en esta ciudad, manifestó que los videos que dan cuenta sobre diferentes irregularidades con los internos de la Alcaidía de la Unidad Regional II, por los que están imputados cinco efectivos que fueron pasados a pasivas, fueron registrados entre julio del anterior y los últimos días de febrero de este año. Ayer a la mañana, se le dictó la prisión preventiva a un quinto policía, que durante el fin de semana estuvo fuera de la provincia. Además dijo que inició una causa por “cohecho” a raíz del video en el que un recluso acusa a los policías de facilitarles bebidas alcohólicas y pastillas, a cambio de dinero. Si bien en el allanamiento que se realizó en la investigación de este hecho particular, no se pudo dar con los elementos mostrados en la filmación, se encontraron elementos punzo cortantes y pastillas, que evidencian una falla de la requisa por parte del personal de la Alcaidía.
Ayer a la mañana, quedó detenido un quinto policía que durante el fin de semana estaba de licencia fuera de la provincia. El efectivo se presentó de forma voluntaria y fue indagado en la fiscalía, donde negó haber tenido cualquier tipo de participación en el episodio en el cual dos presos protagonizan una pelea en un patio interno.
Sin embargo, en una audiencia que coordinó el juez de control Diego Ambrogetti, se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por el cargo de Incumplimiento de deberes de funcionario público, y quedó detenido con prisión preventiva hasta que se practique la rueda de reconocimiento.

Versión exculpatoria.
“En el primer video se ve a un joven que está con un destornillador y lo invitan a pelear con otro detenido. Esos dos policías reconocieron estar ahí, y obviamente dan una versión exculpatoria de por qué pasó eso. La manera de asegurar esa situación de que realmente son ellos, y que hizo cada uno y que dijo cada uno, es someterlos a reconocimiento no sólo por el joven que tenía el destornillador en la mano, sino por los que estaban atrás y en los otros calabozos lindantes”, dijo.
“El video respecto a los detenidos que están peleando en el patio y hay dos policías que se asoman, uno de ellos está identificado por muchos de los detenidos e inclusive por las autoridades de la Alcaidía, pero no está en la ciudad de General Pico por lo tanto he dispuesto su detención (ayer fue formalizado)”, indicó.
“Por el restante, me indican los detenidos a dos policías diferentes, pero como los dos policías negaron y no quisieron dar explicaciones de quien puede ser, los tengo que someter a reconocimiento para determinar cuál de los dos es. La idea de la prisión preventiva es poder discriminar cuál fue la conducta de cada uno de ellos”.

Allanamiento en Alcaidía.
El funcionario judicial indicó que la filmación de la pelea entre presos se estima “en base a las declaraciones de los detenidos y a los libros de guardia”, que tuvo lugar durante los primeros días de julio de 2016, y que no habría sido un hecho aislado sino que se habría repetido en el tiempo. En tanto, los primeros días de febrero se habrían registrado las imágenes en las cuales los detenidos aseguran que los guardias les cobraban 300 pesos para pasarles bebidas y pastillas. Por este episodio se inició una causa por “cohecho”, en el marco de la cual se allanó la Alcaidía. Si bien no se encontraron los elementos exhibidos en el video, se logró dar con “elementos punzo cortantes, marihuana, bicarbonato de sodio y diferentes pastillas”, que serán mandadas a Criminalística. Además indicó que el video en el que aparece un recluso con un destornillador fue grabado el 24 de febrero de este año.

Libro de guardias.
Agüero explicó que esto tiene que ver con un incumplimiento de deberes de funcionario público, por parte de los policías que “no estaban haciendo lo que les es mandado a hacer, que es controlar y vigilar a las personas que están detenidas”.
El funcionario judicial agregó: “Por el video de las bebidas, lo que estos jóvenes denuncian no lo tengo secuestrado, tengo secuestradas otras cosas que son prohibidas también y me permiten fundar el incumplimiento de los deberes de funcionario, porque hay una falla en la requisa si yo me encuentro con marihuana, elementos punzo cortantes y demás. Demuestra que las requisas están fallando”.
Uno de los elementos con los que cuenta el fiscal para tratar de determinar cuales fueron los policías involucrados en los hechos investigados, son los libros de guardia. Agüero explicó que secuestró los libros de todo 2016 hasta la fecha, en los cuales consta el día y horario en cada uno de los imputados estaba de guardia.
También destacó la colaboración permanente que prestó con la investigación, el jefe de la UR II, Javier Marotti, hasta en el traslado de detenidos que están alojados en otros puntos de la provincia.
Por último aseguró que en el marco de la investigación se les tomó declaración a los jefes de la Alcaidía de la UR II, de quienes dijo que no estaban al tanto de los hechos ocurridos.

Compartir