Incautan 2.650 kilos de carne

DETUVIERON A UN TRANSPORTE QUE VIAJABA A NEUQUEN

Tres camionetas de modelos modernos fueron incautadas por la policía de esta ciudad con un importante cargamento de carne, cuando marchaban con destino a la capital neuquina sin reunir los requisitos que se exigen para dicho traslado, aparte de la prohibición de ingreso de carne con hueso, establecida al sur del río Colorado. Los ocupantes de dichos vehículos, suman cinco personas, que quedaron notificadas en actuaciones que lleva adelante la Dirección de Ganadería de La Pampa.
Las irregularidades fueron constatadas por personal policial luego de advertir que los tres rodados realizaban una pausa en su camino hacia el sur, poco antes de la medianoche de ayer.
La investigación se profundizó al notarse que dichos rodados aparentaban contar con una sobrecarga, que finalmente se pudo determinar que se trataba de productos cárnicos, reveló el informe oficial de la Comisaría Departamental de General Acha.
Las tareas se prolongaron hasta la madrugada de ayer, con el secuestro de casi 2.650 kilosde mercaderías, ya que el propósito de los improvisados transportistas sería su comercialización en territorio de Neuquén, donde el importe podría multiplicarse por más de un digito, según puede deducirse de este tipo de maniobras.

El procedimiento.
Las actuaciones policiales comenzaron cerca de las 23.30 del jueves, cuando una patrulla de la Comisaría local efectuaba recorridas por el sector urbano y suburbano de la ciudad. Durante ese control, los efectivos detectaron lo que definieron como”una maniobra extraña o sospechosa”, dado que intervenían tres camionetas de gran porte y con signos de sobrecarga a la vera sur de ruta 152, kilómetro 27. Dichas unidades automotores se encontraban semiocultas entre los árboles.
Los vehículos fueron identificados junto a sus ocupantes, tratándose de una pick up Chevrolet, modelo S10, doble cabina con su conductor; otra camioneta marca Toyota, modelo Hilux 4×4, cabina doble, conducida por dos ciudadanos mayores de edad oriundos de Neuquén capital y un vehículo tipo pick up, marca Toyota, Hilux 4×2 cabina doble, con otros ciudadanos oriundos de esa misma ciudad, los que transportaban ocultos en el sector de la caja de carga y los asientos traseros un total de casi 2.650 kilos de carne vacuna.
Los cortes consistían en costillares que se llevaban en bolsas de nylon, despostados y semi fríos, según indicó el informe oficial proporcionado desde la Comisaría de General Acha a esta corresponsalía en la jornada de ayer.

Infracciones.
Con relación al tráfico de productos alimenticios sin reunir las condiciones exigidas para su traslado, la información oficial precisó que estarán en infracción aquellos que no tuvieran la habilitación correspondiente para el transporte de carnes o menudencias dentro de la provincia.
Además no estaban inscriptos en la Dirección de Ganadería para dicho traslado, sin presentar los vehículos número de inscripción ni llevar la leyenda de habilitación para transporte de sustancias alimenticias visible. Tampoco contaban con equipo de frío que se exige para el transporte de carnes a menos de 7 grados.
Para estas actuaciones se dio intervención al Senasa, oficina local y Dirección de Ganadería de la provincia, secuestrándose todo el producto cárnico, que intentaba llegar a provincias vecinas con fines de comercialización ilegal. Asimismo el rodado y las personas permanecieron demorados hasta verificarse antecedentes y medidas legales, concluyó señalando el informe policial.