Incendio destruyó colectivo en el que vivía una familia

GENERAL PICO: PERDIO LO POCO QUE TENIA PERO ENSEGUIDA HUBO DONACIONES

Una familia piquense muy humilde perdió lo poco que tenía luego que ayer a la madrugada un voraz incendio destruyera el interior de un viejo colectivo que usaban como vivienda y todo lo que había adentro. El hecho, como pasa cada vez que ocurre un siniestro de este tipo, movilizó rápidamente a las entidades solidarias de la ciudad que comenzaron a preparar donaciones de alimentos, ropa de abrigo y frazadas.
El incendio se generó cerca de las 2, en el interior de la carrocería de un viejo colectivo que una familia de muy bajos recursos económicos usaba para vivir, y que estaba dentro de un terreno en el que hay depositadas maquinarias viejas y chatarra, a la vera de la ruta provincial 1. En ese lugar vivía una joven pareja junto con sus dos pequeñas hijas de 3 y de 6 años de edad, respectivamente, aunque ayer la mayor de las niñas estaba en la casa de sus abuelos maternos al momento del siniestro.
En diálogo con LA ARENA Jonathan Miranda, el joven damnificado, contó que el fuego se inició en el momento en el que estaban durmiendo y que destruyó todo lo que había en el interior del precario lugar que tenían para vivir, como las frazadas, la ropa, un televisor y otros elementos.

Techo de cartón.
En el medio de una noche muy fría, en la cual las temperaturas fueron bajo cero, la joven familia usaba una salamandra para calentar el colectivo que en su interior estaba forrado con cartón y el joven presume que el calor irradiado por la estufa habría generado un cortocircuito en la precaria instalación eléctrica. Esto habría iniciado el fuego aunque personal a cargo de la investigación aún no pudo precisar las causas.
“Tenemos una estufa tipo salamandra, se habrán quemado los cables y agarró todo fuego, no quedó nada”, dijo el joven.
En el lugar del hecho trabajó una dotación del Cuartel de Bomberos Voluntarios de esta ciudad con cinco socorristas que llegó a los pocos minutos, además de personal policial de la Comisaría Tercera y del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), que trasladó a la mujer y a la niña al Hospital Gobernador Centeno por precaución, aunque ningún miembro de la familia, sufrió quemaduras.

Piquenses solidarios.
Apesadumbrado por el siniestro que destruyó su precario hogar y todo lo que había en su interior, el joven realiza changas de albañilería u de otros oficios dijo que tanto su esposa como su hija se encuentran bien y que de manera momentánea, hasta que encuentren un lugar donde vivir, estarán alojados en la casa de un familiar puesto que la casilla se quemó en todo su interior.
Agregó que hace de los siete años que llevan en pareja, cinco de ellos los vivieron en el colectivo que se prendió fuego ayer a la madrugada, luego que no le alcanzara más la plata para seguir pagando un alquiler.
Una vez conocido el hecho, distintas entidades solidarias de la ciudad comenzaron a organizar la entrega de donaciones de alimentos, ropa y frazadas para la familia afectada, las que indicaron que ya la asistieron en varias ocasiones y destacaron que necesita una vivienda digna donde vivir.