Incendio en La Adela

Más de 20.000 hectáreas ya se quemaron en cercanías de La Adela por el incendio que se originó hace tres días por una tormenta eléctrica y que, desde entonces, viene arrasando con todo a su paso. Ayer al cierre de esta edición más de 80 personas (entre Brigadistas de Defensa Civil, personal del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Bomberos y productores agropecuarios) se encontraban trabajando en la zona, asistidos por un avión hidrante, por un helicóptero (que se utiliza para transportar al personal) y por un avión observador que sigue de cerca el avance de las llamas.
El fuego obligó a interrumpir el tránsito vehicular sobre las rutas 154 y la 22 cerca de las 19.30 e incluso se quemó parte de la pista de aterrizaje que utilizaban las aeronaves del SNMF. El alerta se intensificó cuando el frente del incendio estuvo a punto de afectar una planta gasífera ubicada sobre la ruta 22. “Allí se trabajó haciendo con contra fuego y con el propio sistema de aspersión y la máquina de la planta. Afortunadamente no hubo daños materiales que lamentar”, dijo ayer a este diario el Coordinador Regional del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Marcelo Mosiejchuk.

Refuerzos.
“Estamos trabajando a pleno con Defensa Civil que aportó ocho cuadrillas y los cuarteles de Bomberos. Mañana (por hoy) van a llegar a la provincia brigadistas cordobeses y bonaerenses especializados en técnicas de ignición (contrafuego), gente que ya colaboró en años anteriores en siniestros de gran magnitud”, agregó Mosiejchuk.
“El comportamiento del incendio es extremo por las condiciones meteorológicas. Ayer tuvimos ráfagas de viento superiores a los 50 kilómetros por hora. Las temperaturas marcaron un pico de 37º y la humedad fue muy baja, de apenas el 15%. En un momento tuvimos que suspender las acciones del avión hidrante por los fuertes vientos. Lamentablemente en la zona afectada
hay mucho monte alto natural y combustible achaparrado”, concluyó el Coordinador Regional del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Seis focos activos.
Damián Bollak, subdirector de Defensa Civil, informó ayer por la mañana que “se registran seis focos activos en las zonas de Santa Isabel, Colonia La Pastoril, sobre la Ruta Provincial N°10, donde fue suspendido el tránsito sobre el kilómetro 264 durante el día domingo 1, dos focos activos en la zona de Perú, en La Adela y en la intersección de las Rutas 154 y 30”.
En los últimos tres días más de 30 focos ígneos se iniciaron por la caída de rayos en distintos puntos de la provincia y, según informó el director de Defensa Civil, Luis Clara, desde que comenzó la temporada de incendios en el mes de noviembre “ya se quemaron más de 300.000 hectáreas”. Además del gran incendio en La Adela hubo fuego en Emilio Mitre, La Pastoril, Loventué, Luan Toro, Chalileo, Limay Mahuida, Caleu Caleu, Hucal, y Utracán.
“Esta situación era de esperarse, habida cuenta de la cantidad de materia combustible disponible. La tormenta de ayer fue muy complicada y nos generó una situación extrema. De todas formas, todos los incendios activos están circunscriptos”, agregó Clara.
El corte de rutas también fue una acción obligada ante el avance de las llamas en el oeste provincial. El domingo estuvo cortada la ruta 10 entre el kilómetro 241 a 264 por causa de un gran foco ígneo afectó varios establecimiento agropecuarios.

Número de alerta.
Defensa Civil envió ayer a los medios de comunicación un número de emergencias para “los ciudadanos que viven en el ámbito rural o que transiten por el mismo” para que alerten a las autoridades correspondientes en caso de observar una columna de humo. Los teléfonos para comunicarse son: Defensa Civil 02954- 424156, al 101 o al 0800-222-1703 Línea Comunitaria.