Ingeniería impulsa plan de becas

PROGRAMA UBICA A ESTUDIANTES AVANZADOS EN EMPRESAS INCUBADAS PIQUENSES

El programa lo generó la facultad piquense con el objeto de brindarle una práctica profesional y un estímulo económico a los estudiantes más avanzados. Se lleva a cabo en conjunto con la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica.
La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) lanzó un programa de prácticas profesionalizantes a través del cual le ofrece a los estudiantes avanzados de las distintas carreras, un estímulo económico y la inserción laboral en los proyectos productivos que forman parte de la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica (Incubatec) de esta ciudad.
El decano de la facultad piquense, Hernán Prieto, brindó detalles del programa y destacó los beneficios que significa tanto para los emprendedores como para los estudiantes avanzados de las distintas carreras. Los postulantes deben tener al menos el 60 por ciento de los materias aprobadas, y no podrán postularse aquellos que estén asignados a cualquier otra práctica profesional, pasantía o beca.
“En cuanto a becas profesionalizantes supervisadas, es un programa propio de la Facultad de Ingeniería. Es el único con el que cuenta la UNLPam, lo pensamos hace un año y medio, está aprobado por el Consejo Directivo, y es una beca a aquellos que tengan la intención de desarrollar una práctica profesional supervisada en el ámbito de los emprendimientos incubados de la Incubatec”, dijo Prieto.
En el mismo sentido, agregó: “Desarrollamos este programa que funciona muy bien, donde se encuentran las demandas de los emprendedores que están en la Incubadora que requieren recursos humanos ya calificados y por otro lado no tienen los fondos para solventar esa línea de trabajo. La Facultad de Ingeniería beca a estudiantes avanzados afines a esas empresas, se junta la demanda de esas empresas y el estudiante, que se busca que tenga un estímulo económico mientras estudia y por otro lado pueda hacer una práctica”.
El decano de Humanas indicó que esto permite avanzar en el cumplimiento de distintos objetivos, como lo son el objetivo académico, el de formación, el profesional, el de avanzar en el currículum y el de obtener una ayuda económica en el caso del estudiante.

Recurso humano calificado.
Prieto explicó que este programa le facilita a las empresas incubadas contar con estudiantes avanzados rentados, los cuales deben cumplir una cantidad de 20 horas a la semana. El programa establece el cumplimiento un total de un total de 300 horas, cuya distribución es acordada entre los becarios y los emprendedores.
“Los estudiantes son motivados por la renta y la formación profesional, y cumplen una determinada cantidad de horas en la semana que el máximo es de 20. Lo interesante es que esto es concursable, porque la empresa manda la solicitud y el estudiante se oferta a esa beca. Se encuentran la demanda y la oferta pero con calificaciones, es decir que requieren de un nivel académico para poder ingresar a esa beca y entrar a trabajar”, indicó.
Luego de la primera camada de becados, en la cual tres empresas incubadas solicitaron recurso humano calificado a la facultad, se hicieron distintas modificaciones al programa, entre ellas, mejorar la difusión, para llegar a un mayor número de estudiantes.
“Hemos mejorado algunas cosas, como la difusión y también dimos más tiempo de inscripción. Hay cuatro empresas que están demandando becarios y ya hay más de cinco inscriptos, con los cuales haremos estos días una reunión informando. La idea es que puedan acomodar esas 20 horas en la semana y lo hagan en paralelo a la cursada, que no les entorpezca el estudio. Es un semiprivado que necesita ayuda porque está dentro de la incubadora, donde el Estado provincial le aporta la infraestructura, como también Internet y telefonía. La Facultad de Ingeniería le aporta el conocimiento, la ayuda en la gestión, capacitación y se les agrega este programa de becas”, señaló Prieto.