Inició juicio contra abusador de tres hijas

GENERAL PICO: LAS CAMARAS GESELL SE VERAN DURANTE LA SEGUNDA AUDIENCIA

Un hombre de 58 años de edad, que vivía en esta ciudad, está imputado de abuso y corrupción de menores en perjuicio de sus tres hijas. El sospechoso fue llevado ayer a juicio por el fiscal Luciano Rebechi, 10 meses después de su captura en la localidad bonaerense de Cañuelas.
El hombre fue imputado por el abuso sexual en perjuicio de sus tres hijas adolescentes, de entre 15 y 12 años, delito que habría sido cometido en esta localidad y continuado tras su mudanza a la vecina provincia.
La causa fue caratulada como “abuso sexual agravado y abuso sexual con acceso carnal agravado como delito continuado” y la primera audiencia, que comenzó ayer, fue presidida por el juez Carlos Pellegrino. En tanto por la defensa interviene el abogado Oscar Ortiz Zamora.
En la jornada se escuchó el testimonio de seis personas, entre familiares y peritos. Hoy en la sala se oirán otros dos testimonios junto con las cámaras Gesell de las menores. Y el próximo martes el juicio continuará con otras dos declaraciones y los alegatos de las partes.

Denunciado.
La denuncia en su contra fue realizada el pasado año por una hijastra del acusado que habría advertido que las menores eran abusadas por su padre. La mujer advirtió la situación cuando la familia se había mudado de General Pico y se instaló en Cañuelas. Allí aparentaban una vida normal, pero los ataques hacia las adolescentes continuaron.
La denunciante logró viajar y por sus medios se llevó a las víctimas para ponerlas al resguardo de la Justicia. Una fuente indicó que las menores fueron examinadas por un médico que habría confirmado la existencia de lesiones consistentes con violencia física y abuso sexual.
Además, en diciembre del 2016 se realizaron cámaras Gesell para tener el testimonio de las jóvenes y contar con un informe psicológico. Según trascendidos las menores habían dicho a su madre cómo eran sometidas pero recibieron ayuda hasta que su hermanastra hizo la denuncia.
El imputado fue detenido en Buenos Aires por un trabajo interprovincial entre la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) con jurisdicción en Cañuelas y la Policía de La Pampa. Con el allanamiento se logró la detención del denunciado y luego se realizó el traslado a esta ciudad. Desde entonces el imputado quedó con prisión preventiva y las menores fueron reubicadas con su familia materna.