Inmortalizaron en un mural a empleados municipales

CARRO QUEMADO: A PEDIDO DEL INTENDENTE

La Municipalidad de Carro Quemado destacó la labor de sus empleados del corralón comunal perpetuándolos en un mural. Los retratos son una verdadera obra de arte y fueron pintados por el artista piquense Raúl Salvadori, quien en compensación por el costo del trabajo realizado hizo uno sin cargo.
A pedido del intendente, en una pared de su casa, dibujó el rostro de un ex funcionario provincial fallecido. El jefe comunal le mostró las imágenes a la Secretaria de Cultura del gobierno provincial, Adriana Maggio, quien el pasado jueves visitó esta localidad por primera vez desde su asunción en el cargo en 2015.
Contratado por el municipio, Salvadori diseñó y pintó delicadamente en un muro comunal el rostro del chofer municipal Carlos Gatica y a su lado un colectivo; del recolector de residuos Rubén Avila con el camión que maneja diariamente; de Remigio Torres con un tractor dado que se ocupa del mantenimiento de los espacios verdes; de Angel Estrada con una motoniveladora; de los hermanos Casiano y Domingo Suhurt, el primero jubilado y el segundo fallecido, quienes se dedicaban al mantenimiento de la plaza; de Felipe Lucero, quien murió dos años después de haberse jubilado trabajando de capataz; de Ricardo Luis Lucero, quien actualmente maneja la ambulancia de la posta sanitaria convenio mediante con Salud Pública.
También fue retratado el empleado Rafael Funes, quien permanece en pasiva recuperándose de una enfermedad. “Es un homenaje a los empleados que aportan su trabajo, algunos ya no están con nosotros, para que el pueblo crezca y podamos festejar en octubre sus 93 años de vida”, indicó Huarte a LA ARENA.

Un regalo.
El artista de General Pico también pintó las columnas de alumbrado público y el tanque de agua potable municipal. En retribución, le regaló al municipio un mural. El intendente eligió una pared de su casa para que retrate a José Abelardo Destouches, quien se desempeñaba como Director Asuntos Municipales Zona 2 hasta mayo pasado cuando falleció en su oficina de Casa de Gobierno luego de haber sufrido una insuficiencia cardíaca.
“Fue una persona que me ayudó mucho desde el inicio de mi gestión, soy un hombre muy impulsivo y siempre me decía ‘tranquilo que todo llega. Se me ocurrió esta manera para agradecerle el acompañamiento que me brindó”, explicó Huarte. `
“Estuvimos mirándolos, me contó quien era cada uno, me parece una actitud muy linda”, expresó Maggio en diálogo con este medio. “En los pueblos uno tiene que revalorizar esta posibilidad de vincularse directamente con los vecinos, entonces en un momento de coyuntura tan difícil, donde todos estamos nerviosos y preocupados por otras cuestiones, este tipo de homenajes y de mimos a gente que ha sido valiosa para la comunidad es muy valorable y está muy bueno”, evaluó la funcionaria.
El retrato de Destouches “me resultó muy curioso, pero es un gesto muy lindo. Era una persona joven que lamentablemente falleció no hace mucho tiempo, era de la Maruja pero en Carro Quemado tienen un grato recuerdo de su trabajo”.