Instalan un puente móvil en Vértiz

El intendente dijo que tras varios días de trabajo las complicaciones por el escurrimiento del agua que llega desde el norte, no han cesado. Giacomino resaltó que una gran cantidad de vecinos se sumaron a las tareas para salvar a la localidad. Verna estuvo en la zona.
El agua sigue amenazando la zona urbana de Vértiz, dijo ayer el intendente Luis Giacomino. El mandatario se mostró cansado pese a que en la mañana de ayer se instalaron nuevas bombas extractoras y personal del ejército armó un puente móvil para habilitar el paso por la ruta 101. Y destacó que el gobernador Carlos Verna estuvo ayer visitando la zona y a partir de allí se hicieron cambios importantes.
La situación de la localidad de Vértiz no mejoró con la salida del sol, como ocurrió con otras ciudades pampeanas. Además, con el cambio de viento norte la llegada del líquido acumulado fue aún peor.
“Estoy muy preocupado. Son muchos días de trabajo y algunas cuestiones debieron revolverse antes”, señaló el jefe comunal en diálogo con este diario. Entonces Giacomino refirió varias cuestiones que le tocó resolver, y explicó que Ferro Expreso les dio autorización para pasar tubos de desagote por debajo de las vías, alternando tramos para no perjudicar el tendido férreo, pero a esta altura esa solución ya no va a servir porque debió hacerse antes.
Por otro lado, siguen con los muros de tierra para contención de las viviendas y se abrió otro canal sobre la ruta 101 para que el agua escurra. Pero hay una zona de médano que abarca unos 150 metros y que está lindera a la ruta e impide bajar el agua no ha sido rebajada, señaló Giacomino. Es un sector alto que está a 3.000 metros de Vértiz y que no han querido tocarlo porque de ser así otras localidades también se verían perjudicadas.
A todas las preocupaciones se sumaron algunas tareas pensando en prepararse para los siguientes días, porque el pronóstico advierte que habrá más lluvias. Ante este panorama negativo el mandatario reconoció que ayer se hicieron cambios y así en horas de la tarde se notó una importante mejoría.

“Vamos a pasar la noche”.
El intendente había dicho en horas de la mañana a este diario que no veía muchas posibilidades de lograr salir de esta situación y refirió: “Creo que el agua nos va a llegar a todos”. Para la tarde el panorama ya era más alentador y fue Giacomino quien refirió, ante una nueva consulta de LA ARENA: “Creo que vamos a pasar la noche”.
Personal del ejército comenzó ayer con las tareas para restablecer el tránsito en la ruta provincial 101, que fue cortada para permitir el desagote de la localidad. Los militares armaron un puente móvil que permitirá pasar a automóvil y camionetas. Al respecto el mandatario comunal indicó que la estructura servirá para quienes transiten por la zona pero además será una posibilidad para los habitantes de Vértiz por si deben salir en situación de emergencia.
Según el intendente la presencia del gobernador fue decisiva porque en horas de la mañana se analizó la situación y Verna fue quien solicitó que se comenzaran a drenar con las bombas los canales que estaban haciendo más presión para la zona de viviendas, e intervino en otras cuestiones importantes.

Vecinos movilizados.
Además, la solidaridad de los vecinos fue notoria señaló el intendente. Antes del mediodía un grupo conformado por jóvenes y adultos, cerca de 70 personas, ingresaron caminando en un sector de campo ubicado a 1.700 metros de la ruta y con palas abrieron a mano nueve canales. Nuevos desagotes que comenzaron a funcionar enviando el líquido acumulado a una zona natural de desagüe de Vértiz, que llamativamente tenía tapadas las salidas.
Giacomino ha mantenido contacto con diferentes áreas del gobierno provincial y uno de los temas a tratar también ha sido la salud de la población, porque el intendente recordó que Vértiz tiene un alto porcentaje de habitantes que son adultos mayores a los cuales se debe atender.
El jefe comunal aseguró que la presencia de técnicos y profesionales de Recursos Hídricos, Vialidad, los ministerios y otros organismos ha sido constante. Y se dispuso el gimnasio municipal para el alojamiento de más de 20 personas que están planificando y trabajando para poder salvar a la localidad.

Las rutas del norte.
La Unidad Regional II de Policía confirmó que siguen trabajando en las rutas del norte pampeano junto con personal del regimiento, vialidad y otros organismos. Desde esa sede de la policía provincial afirmaron que en la ruta nacional 35 entre el Puesto Caminero Realicó y esa misma localidad se limitó el tránsito a una sola mano y hay un bajo para atravesar con 30 milímetros de agua sobre el pavimento.
La modalidad fue incorporar un puesto de control y dejar pasar a los vehículos en forma grupal para dispersar el agua con el mismo paso de los rodados y evitar inconvenientes. Una medida que fue aprobada por vialidad nacional porque el cierre de ese tramo de la ruta generaría desvíos muy importantes para quienes deban atravesar esa región.
En el resto de las rutas que pasan por el norte de la provincia la situación se normalizó gracias al cese de las lluvias.

Speluzzi sigue con el bombeo.
La localidad de Speluzzi continúa con su calles anegadas y desde la mañana de ayer siguieron bombeando para controlar las zonas inundadas y evitando también tener problemas con las napas. El intendente de la localidad, Luis Fredes, señaló que siguen derivando agua hacia la ruta provincial 3 con las tres bombas que tiene la comuna extrayendo así unos 250.000 litros por hora. El jefe comunal indicó que tienen calles anegadas pero el panorama no es de la gravedad que vive la vecina localidad de Vértiz.

Compartir