Integrantes del MTD denuncian en la Fiscalía persecución policial

(General Pico) – Integrantes del Movimiento de Trabajadores y Desocupados (MTD), denunciaron ayer a la mañana en el Palacio de Tribunales de esta ciudad, haber sido víctimas de la “violencia y prepotencia policial”.
Esto, como represalia por haber participado en los reclamos sociales que en los últimos días del año pasado derivaron en el acampe de los manifestantes frente al domicilio del intendente Juan José Rainone, a quien le solicitaban que les garantizara la ayuda económica que les permitiera mantener los pequeños emprendimientos productivos que llevan adelante.
Uno de los máximos referentes de este movimiento, Ricardo De Udaeta, acompañó a Leonela Roldán a radicar la denuncia, y manifestó que sufren una “persecución policial”, y mostró su preocupación porque “no cesan estas actitudes”.
Dirigentes del MTD, hace unos días habían denunciado de manera pública en una conferencia de prensa que algunos de sus integrantes fueron perseguidos y prepoteados por efectivos policiales que custodiaron las inmediaciones al domicilio del jefe comunal, en el momento del conflicto, y también habían señalado que dejarían sentadas estas denuncias en el ámbito judicial, como lo hicieron ayer a la mañana.
La denunciante habría sido maltratada por efectivos policiales, quienes tras reconocer que había participado en las manifestaciones del MTD, la detuvieron cuando circulaba en su moto, le pidieron en malos términos la documentación del rodado y la arrojaron al piso, luego de torcerle el brazo.
De Udaeta señaló que “no es correcto utilizar las estructuras del estado para iniciar una persecución”.

Costo.
El dirigente social manifestó que distintos integrantes del movimiento fueron víctimas durante este tiempo de amenazas verbales y de prepotencia policial, y que se persigue a aquellos que están identificados de haber participado de la protesta.
De Udaeta analizó que no se trata “de un caso aislado”, puesto que diferentes integrantes del movimiento debieron afrontar situaciones similares, y explicó que “la persecución es el costo que pagamos por haber protestado”. En el mismo sentido, indicó que a través de este accionar se intenta disuadir los reclamos sociales, y subrayó que radicarán la denuncia en fiscalía “las veces que sea necesario”.
Otros dos integrantes del movimiento social que reúne a trabajadores y desocupados, habrían sido víctimas del maltrato policial, indicó el dirigente, aunque hasta el momento no radicaron la denuncia correspondiente en la sede judicial.
Por último, De Udaeta puntualizó que este accionar que ellos denuncian está amparado por la ley orgánica policial, y que, en caso de no cesar estas persecuciones, dirigirán la protesta a las autoridades policiales.