Inundaciones en Ojeda: bajó el nivel de agua

El intendente de Alta Italia, Oscar Flores, manifestó que bajó el nivel de agua que amenaza con inundar la pequeña población de Ojeda, aunque el tiempo continúa inestable en la región y se prevén nuevas lluvias. En el inicio de la semana el mandatario se reunió con la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, con el objeto de delinear acciones para llevar ante las inundaciones que afectan al pueblo. También participaron del encuentro el subsecretario de Salud, Jorge Abrego, la directora de Educación Primaria, María Godoy, y el jefe comunal de Vértiz, Luis Giacomino.
La Provincia envió a la localidad agua mineral, lavandina y repelente, y un grupo de piquenses también envió donaciones al lugar.
Luego que las intensas lluvias del fin de semana provocaran serias complicaciones en Ojeda, tres familias fueron evacuadas y se ubicaron en los domicilios de familiares que tienen en Alta Italia y Vértiz.
Flores indicó que si bien el nivel de agua bajó, el tiempo aún permanece inestable y se pronostican nuevas lluvias. Subrayó que “se hizo todo lo que se tenía que hacer” y dijo que en parte depende de que cambie el clima.

Sin clases.
El lunes se determinó la suspensión de las clases en la Escuela Hogar 50, y sobre esto el mandatario dijo que no se retomarán al menos durante esta semana. Las familias que aún continúan en la localidad y que se resisten a abandonar sus viviendas pese al avance del agua, utilizan las instalaciones de la escuela para bañarse y para lavar la ropa. Además las docentes trataban de asistir con una caja alimentaria a las familias de los niños escolarizados.
Por último, Flores se refirió al “daño” que provocó el avance del agua sobre la población y desestimó un posible corte de la ruta provincial 2. “Es bastante el daño que le hizo a la localidad y se lo seguirá haciendo a los campos por los que pase el agua. Por ahora no hay posibilidad que se corte la ruta 2”, indicó.

Compartir