Investigación se encuentra demorada

GENERAL PICO: PERSONAL DE MINIHOGARES Y LA DELEGADA FUERON MODIFICADOS

La FIA investiga un caso que puso en riesgo a una menor por un posible abuso sexual no denunciado hace más de dos años. Sin embargo, por la colocación de un DIU a una niña en 2011 no tuvo mayores respuestas. Podría tratarse del mismo caso.
La Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) indaga a dos instituciones piquenses para determinar si el personal contratado por la Asociación Rumen y la Asociación Cooperadora “General Manuel Savio”, omitió realizar una denuncia por el abuso de una menor de 11 años alojada entre 2011 y 2012 en los Hogares de Menores o minihogares, dependientes del Ministerio de Bienestar Social. Pero si se trata del mismo caso publicado por LA ARENA en agosto de 2012, había una característica llamativa y era que la niña tenía colocado un DIU por autorización de un juez y con conocimiento de las autoridades intervinientes.
La noticia referida por este diario surgió de una causa penal originada porque la menor tenía lesiones y se sospechó de una celadora que trabajaba entonces en los hogares ubicados en calle 14 y 103. Pero en el informe médico se develó, además, que la niña tenía puesto un DIU porque supuestamente se escapaba del lugar en el cual estaba alojada y podía estar activa sexualmente.

Dos investigaciones.
En los tribunales piquenses esa causa tuvo dos investigaciones en 2012. Una por las lesiones, que finalizó con el sobreseimiento de la celadora. Y otra por la colocación del DIU que quedó en la Unidad de Atención Primaria (UAP).
Sobre ese tema el ministro de Bienestar Social, Raúl Ortiz, dijo en septiembre de 2013 que la FIA iba a investigar. Al poco tiempo de asumir el funcionario realizó una visita a la delegación ministerial de esta ciudad, donde funcionan los minihogares, y al ser consultado manifestó que la Fiscalía de Investigaciones Administrativas debía resolver si hubo o no una responsabilidad en el tema. “Vamos a ser respetuosos de todas las etapas, porque hay una causa judicial en proceso”, explicó entonces y aclaró que serían inflexibles en ciertas cuestiones que no se podían interpretar como simples equivocaciones o “malos manejos”.
Una fuente confiable aseguró a este diario que el caso que investiga la FIA y el de la niña que tenía colocado el DIU sería el mismo. Incluso hay coincidencia en cuanto a la edad de la menor, la fecha en que estuvo alojada en los minihogares, la existencia de fugas, y otros.
Ahora las acciones de verificación se llevarán a cabo con la menor fuera de la provincia. También, la delegada del Ministerio de Bienestar Social en esta ciudad no es la misma persona e incluso el personal se modificó.

Una niña.
La menor sobre la cual publicó este diario llegó a esta ciudad proveniente de Santa Rosa, bajo guarda estatal. Pese a su corta edad tenía tratamiento psiquiátrico y problemas de conducta.
Quedó alojada en los minihogares y cuando tenía 12 años su caso se difundió porque hubo un problema con una celadora y en el examen médico por las lesiones encontraron el DIU, dispositivo intrauterino usado como método anticonceptivo que le fue colocado a los 11 años.
Una fuente judicial advirtió en ese momento que fue el titular del Juzgado del Menor y la Familia de Santa Rosa, Marco Javier Aguerrido, quien autorizó la colocación del DIU. Como solución ante las reiteradas fugas de la niña que se iba y pasaba horas lejos del cuidado de los celadores, escapes en los cuales se supone que pudo ser abusada sexualmente.
Cuando la investigación fiscal estaba en proceso la menor fue sacada de la provincia. Sin previo aviso, de forma oculta y con la autorización de algún funcionario, la niña fue llevada a una institución psiquiátrica de Buenos Aires. Recién en 2013 la Justicia logró realizarle la Cámara Gesell y allí la descripción de la persona que la habría lesionado no coincidió con la celadora imputada por lo tanto la mujer fue sobreseída.
En septiembre del pasado año la menor regresó a esta ciudad y quedó alojada en instituciones que no estaban destinadas a contener a menores con sus necesidades, como una organización para personas con discapacidad mental, y después fue trasladada. Una fuente confiable manifestó que la niña se encuentra mejor en la actualidad ya que está alojada en un centro de Córdoba donde recibe contención y tratamiento adecuados.