Investigan amenazas

VIOLENTO HECHO EN UN BAR

(General Pico) – La jueza de control Jimena Cardozo le formalizó ayer a la mañana en los tribunales piquenses, la Investigación Fiscal Preparatoria, a un hombre que está acusado de haber amenazado con un arma de fuego durante el fin de semana, al propietario de un bar que está ubicado en el sector del barrio El Molino de esta ciudad. El hombre quedó en libertad, aunque se le impuso una restricción de acercamiento y para con el comunicación con el denunciante.
En una audiencia que se desarrolló ayer a la mañana en la sala 1 de los tribunales de esta ciudad, Cardozo le formalizó la investigación a Jairo Castro, por la presunta comisión del delito de Amenazas con arma de fuego. Además, como medida sustitutiva de la prisión preventiva, le impuso una restricción de acercamiento y de comunicación para con el denunciante, que deberá cumplir por el término de 90 días.
Además hizo lugar al pedido que realizó el fiscal sustituto, Luciano Rebecchi, quien pidió una rueda de reconocimiento para determinar si el arma que se secuestró en un allanamiento que se realizó en el domicilio del imputado, es la misma que habría usado para amenazar al propietario del bar. El defensor oficial Walter Vaccaro no se opuso ni a que se formalizara la investigación fiscal ni a ninguno de los otros pedidos planteados por la Fiscalía.
El hecho que investiga la Justicia piquense ocurrió el domingo entre las 4 y las 5, en un bar que está ubicado en inmediaciones de las calles 25 y 2 de esta ciudad. El propietario del local denunció en sede de la Comisaría Segunda, que Castro lo había amenazado con un arma de fuego.
El imputado, que llegó en libertad a los tribunales, antes de ingresar a la audiencia, refirió que el denunciante lo habría golpeado con un elemento contundente en la zona de la cadera, y mostró un hematoma que le habría provocado dicho golpe.