Investigan disparos en un barrio

GENERAL PICO: UN HOMBRE ESTA IMPUTADO POR ATENTAR CONTRA UNA VIVIENDA

Uno de los casos locales de disparos en contra de una vivienda, ya que se registraron varias situaciones similares durante este mes, avanzó en tribunales con la audiencia realizada ayer a las 10.30. El imputado es sospechoso por accionar un arma de fuego en contra de una casa del barrio Indios Ranqueles, hecho que afortunadamente no resultó con heridos.
El hombre contra el cual se realiza la investigación es Marcos Caro (30 años), quien fue demorado el martes 18 de la semana pasada pero ahora ya recuperó la libertad. En la audiencia estuvo presente el imputado junto a su defensor, el abogado Gustavo Massara. Además intervienen en la causa la fiscal Ana Laura Ruffini y el juez de control Marcelo Pagano.
La fiscalía indicó que la calificación de abuso de arma iba a ser, por esa parte, una carátula relacionada con los hechos a investigar por la denuncia que radicó la vecina perjudicada el 16 de noviembre. Ese día a las 16.45, estaban con ventanas o una puerta abiertas en la vivienda de calle 33 al 1800 y un automóvil pasó frente al domicilio y comenzaron los disparos.
La mujer se encontraba junto a su familia y ante la situación de peligro se refugiaron en una de las habitaciones. En las paredes del comedor quedaron las marcas del impacto de las balas. Pocos minutos después dieron aviso a la policía.
En realidad, la vivienda también tenía algunos orificios de proyectiles en la pared externa, ya que una semana antes habían tenido un problema similar ante el cual se dio aviso a la policía pero no radicaron luego la denuncia formal.
La demora de Caro se produjo el martes de la semana pasada, cuando efectivos de la Comisaría Segunda y otras dependencias de la Unidad Regional II realizaron un allanamiento en el barrio Federal. Ese día se secuestraron algunos elementos que podrían estar relacionados con la investigación pero no fue encontrada el arma de fuego.

Restricción.
En la audiencia realizada ayer la fiscalía no solicitó la detención de Caro con prisión preventiva, ya que se estimó que no habría peligro de fuga, pero sí se vio la posibilidad de que el hombre pueda interferir con la investigación al influir sobre testigos o persistir en accionar contra la víctima. Por esa razón se dispuso una restricción de comunicación y acercamiento extensiva a 90 días.
Por otra parte, en la sala de tribunales no se dieron indicios acerca de los motivos que pudo tener el imputado para cometer el delito. Si bien se confirmó que Caro tiene antecedentes con una condena del 2011.
Además, se estima que habría testigos oculares del hecho y una de las pistas puntuales del caso tiene que ver con el vehículo que habría usado Caro que por su modelo coincide con el que tiene un familiar directo suyo.
En cuanto a la persona que habría manejado el automóvil, ya que Caro iba en el lugar del acompañante, todavía no fue aprehendido ningún sospechoso.
Cabe recordar que el 19 de noviembre a las dos de la madrugada una casa del barrio Federal fue el blanco de disparos de arma de fuego, y por ese hecho fue demorado un menor de 16 años. En ese domicilio reside la ex pareja de Caro. También, se realizó ayer un allanamiento por otra balacera en el barrio El Molino ocurrida el pasado lunes. En este nuevo operativo se logró secuestrar un revólver calibre 32.