Joven baleado en la rodilla

(Eduardo Castex/Corresponsal)
Un herido de bala fue el saldo de un nuevo enfrentamiento -ayer- que sería continuación de incidentes violentos ocurridos el jueves en Parque Norte. La víctima fue trasladada a General Pico e intervenida quirúrgicamente. El agresor está detenido.
La seguidilla de episodios violentos inscribió otro capítulo durante la madrugada de ayer, cuando una disputa entre grupos antagónicos que comenzó en la semana, se prolongó cuando un joven baleó -sin mediar palabras- y le provocó una lesión en la rodilla a un supuesto contrincante.
El herido fue asistido inicialmente en el Hospital Pablo F. Lacoste de esta localidad, y posteriormente trasladado al Centeno de General Pico donde fue intervenido quirúrgicamente de una fractura en la rodilla, y se encontraría fuera de peligro.
El agresor fue detenido y trasladado a una comisaría del interior provincial, y se estima que hoy prestaría declaración en la Fiscalía de Santa Rosa, a cargo de Carlos René Ordás.
El episodio se produjo en los primeros minutos de ayer. Un joven -con varios antecedentes policiales- concurrió a una vivienda ubicada en la calle Martín Fierro al 700. Allí preguntó por dos jóvenes, y salió uno de apellido Illesca (20 años); sin mediar palabras, el agresor -de apellido Fortunsky (18 años)- realizó un disparo con un arma de fuego -presumiblemente calibre 32- que impactó en la rodilla de Illesca.
El perjudicado permanecía con un grupo de amigos en la vivienda ubicada en la zona norte de Castex, y dieron rápido aviso a la comisaría. Cuando llegaron los agentes policiales, el agresor ya se había retirado con destino desconocido. El lesionado fue trasladado al centro asistencial castense, donde recibió las primeras asistencias médicas.
La policía inició un trabajado para identificar al autor del disparo, hasta que lograron que se presente por sus medios en la dependencia policial, donde quedó detenido e involucrado en una causa judicial caratulada “lesiones graves con arma de fuego”.
El personal de Criminalística arribó a esta localidad, y realizó los trabajos de recolección de pruebas para ser remitidas a la Fiscalía interviniente en la causa.

“Una continuación”.
Las fuentes policiales aseguraron a esta corresponsalía, que este episodio es una continuación de los incidentes que se registraron el jueves con el enfrentamiento entre dos grupos de jóvenes en Parque Norte, que después se plegaron para enfrentar a la policía. Allí apedrearon un patrullero y lesionaron a una agente.
Aquel episodio se desarrolló durante la madrugada, y los jóvenes lograron darse a la fuga, pero fueron identificados por la policía y quedaron imputados en una causa judicial caratulada “daños, lesiones, atentado y resistencia a la autoridad”, con intervención del fiscal Ordás.
Los efectivos fueron alertados por vecinos del barrio Plan 5.000 porque los jóvenes se encontraban provocando desmanes, e incluso uno de ellos supuestamente tenía en su poder un arma de fuego.
Los incidentes duraron varios minutos, y los individuos se dieron a fuga “hacia distintos puntos cardinales”, incluso atravesando tapiales de viviendas cercanas. En ese caso hubo cinco imputados en la causa judicial y todos tienen antecedentes policiales.
“Este incidente donde balearon a este joven es la prolongación de la pelea de grupos que hubo esta semana en Parque Norte”, aseguraron voceros uniformados.
Además, transmitieron preocupación porque últimamente “tenemos más episodios de violencia que delitos contra la propiedad. Estamos viviendo una situación de alta tensión violenta entre grupo de jóvenes”, concluyeron.