Joven condenado a prisión

(General Acha/Agencia)
La justicia condenó a Ariel Federico Funes (18 años) a la pena de tres años de prisión por haber sido culpable del robo registrado en marzo de este año, en una vivienda ubicada al norte de la ciudad. A su vez se unificó la condena con la que fue impuesta con anterioridad por haber cometido otro robo.
En ese mismo fallo, también se revocó la pena de ejecución condicional que se le había otorgado en la primera condena, por lo que ahora tendrá que permanecer privado de su libertad durante ese plazo.
El juez de Control sustituto Héctor Alberto Freigedo arribó a esa decisión con posterioridad a la propuesta de juicio abreviado acordado entre el fiscal Máximo Paulucci y el imputado Funes, éste último con la asistencia técnica legal del defensor oficial Hugo Luis Vercellino. En la oportunidad, las partes convinieron una condena de tres años de prisión de efectivo cumplimiento, y la calificación legal antes mencionada, informaron desde Prensa de la fiscalía local.
En la audiencia desarrollada a esos fines, también surgió la conformidad prestada a la solicitud hecha por el fiscal, ya sea por el imputado, como por su representante legal, reconociendo el primero, la existencia de los hechos por los que se lo enjuicio, su autoría, y la pena requerida e informada.

El hecho.
Entre las 23 del 30 de marzo de este año y las 1 del día siguiente, Ariel Funes previo ejercer violencia sobre una ventana trasera de la vivienda ubicada en calle Jovita Soler -entre González y Ruiz Pérez de esta ciudad-, sustrajo los siguientes elementos: un juego de Playstation 2 Sony, con dos joystick; 20 juegos para Play; un juego de ollas; una freidora; una soldadora con sus respectivas pinzas; dos reflectores de camioneta y un bolso negro.
Esos elementos fueron escondidos por el joven, luego de haber sido advertido por la policía que circunstancialmente patrullaba por allí, dándose a la fuga junto a otra persona que no pudo ser debidamente identificada. Con posterioridad a esto, los efectivos hallaron los objetos sustraídos en virtud de los rastrillajes efectuados cerca del lugar del hecho.