Joven pareja recorrerá Latinoamérica

AVENTUREROS DE WINIFREDA Y CHUBUT EMPRENDIERON VIAJE

Lucas Pellegrino y Carolina Larrañaga dejaron sus trabajos para viajar. “Nos tomamos un impase en nuestras vidas porque sentimos que es el momento de hacerlo para no tener arrepentimientos después”, dijeron.
Una joven pareja partió de Winifreda a bordo de una combi con el objetivo de recorrer toda Latinoamérica arriba del vehículo hasta llegar a Alaska. Los aventureros son el winifredense Juan Pellegrino y Carolina Larrañaga de Chubut, ambos de 29 años. Ellos dejaron sus trabajos particulares para vivir esta experiencia. Se enamoraron en 2007 cuando estaban estudiando en Córdoba y un año después ella le contó a su novio que el sueño de su vida era realizar un viaje por el mundo cuando terminara sus estudios universitarios.
En 2012, Carolina terminó la cursada de Fisiología y Fisioterapia y Juan se recibió de Ingeniero Electricista y empezaron a trabajar en Córdoba, capital. En octubre de 2014, compraron en la ciudad cordobesa de Malagueño una combi Volkswagen modelo 1981 con 102 mil kilómetros reales, motor refrigerado y en muy buen estado. Su único dueño les hizo un plan de pago en señal de apoyo al proyecto.
La próxima decisión que tomaron enfocada al objetivo fue renunciar a sus trabajos. Juan era responsable de ingeniería en una empresa en expansión y docente en la Universidad de Córdoba y Carolina desarrollaba su profesión de manera particular y era profesora de Pilates. “Nos tomamos un impasse en nuestras vidas porque sentimos que ahora es el momento de hacerlo para no tener arrepentimientos y frustraciones después”, manifestó Larrañaga convencida de la determinación que tomaron.

Prueba.
Después realizaron un viaje piloto por varias provincias junto con “El Viejo”, un perro callejero que adoptaron. Recorrieron 4.000 kilómetros mientras iban equipando el interior de la combi. “Somos muy delicados porque es nuestra casa”, indicaron a dúo y contaron que le dieron mucha importancia a las dimensiones de la cama para descansar bien durante el viaje y que se repliega para convertirse en sillón dejando un espacio generoso para sentarse erguido. Además, el compartimiento tiene una mesada, tres luces de emergencia, un baño químico portátil y arriba del techo llevan tubos de agua, combustible, anafe y garrafas.

Recorrido.
El 11 de julio empezaron a despedirse de sus amigos y familiares y volvieron a la ruta circulando a una velocidad de 70/80 kilómetros. Tienen planificado recorrer el segundo tramo de la ruta 40 hasta ingresar a Iquique, Chile, y después continuarán por América Central, del Norte hasta llegar a Alaska.