Jubilados presentó talleres

CANTO, FOLCLORE, YOGA Y TANGO EN UN COLMADO TEATRO BUODO

El Centro de Jubilados brindó un espectáculo en el teatro de General Acha. Hubo canto, folclore, yoga y tango y la participación especial del coro de Psiquiatría y la Banda Beato Ceferino Namuncurá.
Un importante marco de público asistió el viernes a la noche al teatro Padre Buodo, donde el Centro de Jubilados presentó distintos números artísticos correspondientes a los talleres que la institución dicta en la sede de esta ciudad. Durante la velada, también hicieron su presentación el Coro de Psiquiatría del hospital, y la Banda Beato Ceferino Namuncurá.
El espectáculo que se desarrolló por primera vez busca exhibir el trabajo que desde hace un tiempo se viene llevando a cabo en el Centro de Jubilados, con colaboración de la obra social Pami. A las clases de canto, folclore bajo la dirección de Gustavo Creevy, se suman las de yoga, y tango. Esta última que, a pesar que fue recientemente incorporada, ha tenido una excelente aceptación con una treintena de inscriptos.
En una entrevista con esta agencia, Blanca Cepeda -en representación del Centro de Jubilados- puso énfasis en que existía la necesidad de realizar este tipo de eventos, sobre todo para que la comunidad sepa y conozca los numerosos talleres que se dictan. De los cuales, muchos de ellos son dictados por profesores que viajan exclusivamente desde Santa Rosa.

Tango.
Más allá que el coro y el taller de yoga son los estandartes del Centro de Jubilados, porque funcionan hace años, se han sumado las clases de danzas folclóricas, y a mediados de mayo comenzó a dictarse clases de tango. Están a cargo de los profesores Irma Cáceres y Daniel Ortíz, quienes viajan una vez por semana desde Santa Rosa.
En cuanto a tango, se ha conformado un hermoso grupo que se ha entusiasmado con las clases, y además de participar de las que se dictan los viernes, por propia voluntad de los alumnos y alumnas, también se practica los martes bajo la dirección de Carmen y Ovidio Torres.
Cepeda hizo extensiva la invitación a todos aquellos que deseen sumarse a cualquiera de los talleres que se dictan gratuitamente, ya que son solventados por el Pami. La entidad sólo sede sus instalaciones.
“El único requisito es ser jubilado, si es con Pami mejor, pero si no es así igual pueden sumarse porque se aceptan otras obras sociales. Hay un porcentaje para jubilados con otras obras sociales”, indicó Cepeda.

Compartir