Jueces cuestionan investigación fiscal

(General Pico/Agencia)
El juez Pellegrino, en una sentencia en un caso de robo simple en grado de tentativa, firmó el fallo con varios llamados de atención a la fiscal Ivana Hernández. En otro caso, el juez Losi también cuestionó a la investigación fiscal.
En el fallo dictado por el juez Carlos Federico Pellegrino el viernes, se condenó a Julio César Velásquez a la pena de cuatro meses de prisión efectiva que, unificados con una condena de ejecución condicional de seis meses, completaron el año de prisión de cumplimiento efectivo. Hubo varios llamados de atención a la fiscala Ivana Hernández.
Velásquez fue condenado por un robo que sucedió el 28 de diciembre pasado alrededor de la una. El hombre violentó la puerta de un auto que se encontraba estacionado en calle 13 entre San Martín y 16, con la finalidad de robar en el interior del vehículo. A pocos metros de allí se encontraba otro joven, de apellido Balvidares, esperando a que Velásquez consiguiera su botín.
La casualidad obró para que un agente del Comando Radioeléctrico acertara a pasar por el lugar en momentos en que Velásquez estaba ya dentro del auto. El policía Lucas Leiría lo identificó y frustró el robo que se disponía a cometer. Es este efectivo el que atestigua en el juicio que otro joven, Balvidares, estaba esperando con su moto en marcha a Velásquez y le exigía que se apurara cuando advirtió la presencia policial.
La irrupción de Leiría provocó que Velásquez por su lado y el motociclista por el otro, abandonaran la escena del robo. Leiría persiguió y dio alcance a Velásquez, pero nada pudo hacer por detener a su cómplice, que raudamente se alejó en su moto. Balvidares fue demorado con posterioridad, pero llamativamente no se le imputó participación alguna en el robo.

No se investigó.
“Fue el testimonio de los policías quienes vincularon a una segunda persona con la comisión del ilícito, quien se encontraría a bordo de una motocicleta y a la espera de Velásquez. Supuestamente habría sido demorado en forma posterior y en base a la manifestación del defensor en el debate, podría tratarse del desistido testigo Balvidares. No hay más elementos que los mencionados”, fundamentó el juez.
“Sabido es que la acción penal persecutoria se encuentra en cabeza del Ministerio Público Fiscal, pero aquella no resulta discrecional, ni puede ser arbitraria, estimo que debió producirse una profundización en la investigación que permitiera despejar cualquier duda razonable en cuanto a la participación y responsabilidad de un segundo individuo en el ilícito investigado”, cuestionó Pellegrino.
“En cuanto al hallazgo del celular en el interior del vehículo, se dio por hecho que pertenecía al imputado, sin agotar la amplia lista de posibilidades que permitiera acreditar aquella circunstancia”, agregó.
Por último, el juez abordó lo relativo al pedido de pena y allí destacó otra falta de la fiscal Hernández. “Si bien la fiscal conocía la sentencia condenatoria que estaba aún en curso, no solicitó la unificación de condenas que correspondía, no obstante la omisión y según los principios señalados precedentemente, corresponde proceder a su unificación de oficio”, afirma el magistrado, para culminar estableciendo “una pena única de un año de prisión de efectivo cumplimiento”.

Caso Aranega.
El fallo absolutorio para los tres hombres acusados en el caso Aranega -mujer que está acusada de obligar a su hija menor de edad y no vidente a prostituirse- conmocionó a quienes siguieron con atención el proceso, máxime cuando el propio juez admitió la posibilidad que la niña haya sido reiteradamente abusada.
El juez Fabricio Losi dejó establecido que las debilidades de la acusación fiscal fueron las causantes de las absoluciones “el principal obstáculo en la imputación contra Pérez, Lucero y Capdevila, está en las imprecisiones de la víctima, además de otras informaciones que no fueron profundizadas”, remarcó el magistrado.
En un pasaje de los fundamentos afirmó: “El testimonio de … abunda en otras situaciones de abuso sobre las cuales no se ahondó en la Investigación Fiscal Preparatoria”. “En los informes aportados por la fiscalía, no hay referencia concreta a los perpetradores de los abusos”, agrega.
“En las cinco jornadas del debate no existe ninguna prueba firme y contundente que permita imputar a Pérez, Capdevila y Lucero un abuso sexual en perjuicio de ….”, aseguró Losi.