La Cooperativa avanza con la forestación de 100 hectáreas

PLANTACION DE ARBOLES EN PREDIO DE PILETONES CLOACALES

(General Pico) – El proyecto de forestación en el predio donde están los piletones de tratamiento cloacal de la Cooperativa Regional de Electricidad (Corpico) avanzará este año con unas 100 hectáreas y la implantación de sauces, álamos, pinos y eucaliptos.
El predio donde están emplazadas las piletas de tratamiento de líquidos cloacales, en la zona sur de la ciudad, ha sido uno de los lugares con inversión desde la cooperativa por el sistema de degradación de los efluentes y también porque se concibió ese espacio como un núcleo verde que aproveche los excedentes líquidos. Hace unos 20 años que allí se plantaron eucaliptos en una superficie de 12 hectáreas y luego también se incorporó la siembra de cereales, iniciativas que demuestran que el agua resultante es apta para riego.
El consejero Jorge Carante explicó: “Estamos forestando, como hacemos todos los años, aprovechando la temporada para lo que son árboles de hoja caduca. Estamos plantando sauce y álamo, en lo que es reproducción por estacas. Trabajando ahora en 100 hectáreas en un predio que abarca 500 hectáreas y la idea es poder avanzar un poco más, por encima de las 120 hectáreas, si podemos este año. Sino continuaremos en la próxima temporada”.
La idea de la Corpico es ocupar el espacio de tierra disponible que servirá para la reutilización del agua residual y generar un espacio de contención para los líquidos.

3.000 árboles.
“En esta etapa queremos ver si podemos llegar al plantado de 3000 especies de reproducción por estacas, también estamos trabajando con la forestación por macetas, dentro de estas están los eucaliptos y los pinos” afirmó el consejero.
Carante señaló que se realiza la forestación teniendo en cuenta el tipo de suelo y los puntos cardinales, para organizar cada sector según la cantidad de agua que pueden recibir y los vientos predominantes. Con ese conocimiento se selecciona la especie de árbol a colocar. Por esa razón se pensó en plantar más álamos y sauces que son plantas que soportan tierras inundadas y utilizar eucaliptos y pinos, con la intención de generar una cortina que nos cubra del viento norte.
“Al trabajar con procesos biológicos, la misma naturaleza te va marcando los tiempos a seguir. En estos días estamos trabajando con estacas, porque es el momento propicio para eso. Continuaremos así hasta la primavera. Luego avanzaremos con árboles en maceta hasta el comienzo del verano”, mencionó el consejero.
Las tareas se están realizando con personal de la cooperativa bajo el asesoramiento del ingeniero forestal Ramiro Vicente y personal a su cargo.
Y en un futuro se espera incorporar más especies que sumen a la biodiversidad que ya hay en el lugar.

Compartir