La cooperativa La Histórica recibió subsidio de $30 mil

ENTIDAD OBTUVO AYUDA DEL GOBIERNO PROVINCIAL

La fábrica piquense recibió el subsidio y más adelante obtendrán un préstamo, dinero que será invertido en un cambio en la producción para elaborar bulones grado cinco. Otro de los objetivos es recuperar personal al cubrir las vacantes que tiene la cooperativa.
La cooperativa La Histórica recibió un subsidio de 30 mil pesos y están en gestiones por un préstamo en el Banco de La Pampa. La fábrica de bulones recuperada en el año 2000 por el esfuerzo de sus trabajadores comenzó el año con algunas complicaciones originadas por un importante descenso en las ventas, causado por las inundaciones que perjudicaron al sector agropecuario durante los primeros meses del 2016, y también la competencia generada con la apertura de importaciones.
Esta semana su presidente, Martín Oderiz, confirmó que hace una semana les fue depositado el subsidio de 30 mil pesos prometido por el gobierno pampeano. Y siguen al mismo tiempo con las gestiones para un crédito de 500 mil pesos. Con esa inyección de dinero la fábrica podrá avanzar hacia una modernización de sus productos que le permitirá acercarse a la industria automotriz. Porque la planta debía renovarse y el objetivo es llegar a producir bulones grado cinco, una pieza que se utiliza en automóviles y también en maquinaria agrícola.
Oderiz señaló que el cambio es necesario y esperan que dé buenos resultados porque algunos de los insumos que ellos estaban produciendo ya han perdido mercado.
Además, la cooperativa espera recuperarse y en los próximos días sumará un nuevo empleado para el área administrativa. Cubrir las vacantes generadas en el último tiempo es otra de las inquietudes.

Comienzo difícil
En junio de este año se dio a conocer que la cooperativa estaba subsistiendo porque sus ventas habían disminuido en un 40 por ciento. Una de las influencias fue la apertura de importaciones al país, que en los primeros meses se mantenían sin muchos incrementos en el precio mientras los insumos y servicios para la producción argentina si habían tenido subas.
Otra de las complicaciones surgió con los inconvenientes climáticos sufridos por el sector agropecuario, que afectaron a clientes de diferentes zonas como Santa Fe y el norte del país. En medio de las inundaciones los productores no invirtieron en mejoras para los predios y las máquinas porque el panorama era muy incierto.
En ese momento Oderiz señaló que la intención no era cerrar la fábrica, y tenían la ventaja de haber iniciado el año con las cuentas al día. Sin embargo, estaban con una situación muy difícil que debía tener alguna solución a corto plazo.