La Cosypro, con superávit

LA ENERGIA ES EL SECTOR CON QUEBRANTOS

(Quemú Quemú) – La cooperativa de servicios públicos de Quemú Quemú (Cosypro) presentó un nuevo balance con superávit y una importante facturación que pasó los 50 millones de pesos en su fábrica de columnas. La entidad mantiene sin embargo quebrantos en energía eléctrica y el gerente Leandro Gallego habló de la necesidad no sólo de mejores tarifas sino también de cambios “estructurales y del área de concesión”.
En entrevista con LA ARENA, Gallego contó además que mudan a la red de fibra óptica a usuarios de Internet, dijo que la TV por cable está en los planes y se refirió también al proyecto de mejora del servicio de agua potable.
El resultado positivo del balance “no nos sorprende, ya venimos en ese camino en los últimos años”, sostuvo y quiso destacar “la importante suma facturada en la fábrica de columnas y el crecimiento de todos los sectores. Esto nos obliga a un mayor esfuerzo, a estar más encima y a profesionalizarnos”.
El dirigente anticipó: “Ya estamos en el nuevo ejercicio haciendo una fuerte inversión en la fábrica de columnas”, como consecuencia de que “todos los estudios que hemos realizado” dan un incremento en la demanda.
“Hay muchas obras que se van a concretar el año próximo, ya nos han pedido cotización”, informó y mencionó que han adquirido una caldera, dos moldes grandes y otras herramientas “y sumamos tres personas más a la planta de personal para que se vayan adaptando al trabajo y lleguen a pleno cuando empiecen las exigencias”.
Dijo que hoy la fábrica “está trabajando a tiempo completo, casi no paramos. Y debemos estar preparados para lo que viene”.

Plan estratégico.
Gallego indicó que en el marco de su plan estratégico están en una etapa “de reinversión constante y crecimiento”. Dio por superado el período de adecuación de estructuras, económico y financiero. “Creemos que no vamos a volver a eso” tiró y anunció que trabaja en el presupuesto de la entidad para el año próximo “con números que vienen bien y, como dije, con una fuerte inversión”. Añadió que “planificar nos ayuda mucho y no queremos apartarnos de ese camino”.
“La mayor parte de la inversión en la red de fibra ya está, es el cableado de todo el pueblo”, respondió sobre el otro punto prioritario. “Ahora estamos en la etapa de empezar a mudar a todos los usuarios del antiguo sistema a la red de fibra, que es algo paulatino y que no demanda grandes desembolsos como la etapa anterior.
Respondió que además se registra una alta demanda, tanto de nuevos asociados al servicio de Internet como de mayor velocidad y calidad en el servicio. “Estamos migrando a los usuarios a la fibra, pero hoy la lista de espera para la conexión es muy larga y vamos a demorar en darle respuesta”, aseguró Gallego.
“Antes trabajábamos para atender los reclamos, ahora con la fibra es para hacer las nuevas conexiones”, sintetizó y contestó que si bien la TV por cable es un plan “hoy vemos que hay una gran tendencia a hacer todo a través de Internet y de los dispositivos móviles, especialmente de los jóvenes que rara vez miran televisión”. Por lo tanto, analizó que “si bien está en los planes y lo tenemos previsto, no sabemos si lo tendremos por estas tendencias”.

Inversión en agua.
La Administración del Agua está terminando en Quemú nuevas perforaciones para extraer agua potable. “Nos han dado una gran mano y están terminando, los análisis han dado bien y es apta para el consumo”, dijo Gallego.
El gerente anticipó que “ahora tendremos que ocuparnos de sumarlos a la red” y contó que “es parte de un plan que incluye nuevas cisternas de reserva y tiene que ver con los próximos diez años, con fuertes inversiones”.
Indicó que “hace ocho años que no se hace nada en ese servicio y yo digo que más que un plan es una necesidad casi urgente que tenemos que resolver, pero estamos en ese camino”, finalizó.

Pérdidas en energía
La Cosypro no escapa, en lo relacionado con el servicio de energía eléctrica al común de las restantes distribuidoras en La Pampa. “Pero acá tenemos algunas particularidades”, indicó Gallego antes de conceder que “seguimos con quebrantos”, un poco relacionado “al tema de los retrasos tarifarios” pero otro “por la estructura interna que tiene la cooperativa, los más de 1.200 kilómetros de redes rurales y las localidades interconectadas”.
Desde Quemú la cooperativa da energía a Agustoni, Dorila, Miguel Cané y Relmo. Junto a tantos usuarios rurales, “eso es un gran desgaste y un alto costo en mantenimiento y movilidad”, recalcó y aseguró que “eso seguramente no lo vamos a compensar con tarifas”.
“Somos como el resto en el tema tarifario, pero si queremos mejorar somos concientes que debemos no sólo lograr mejores tarifas sino reestructurar el servicio y revisar nuestra área de concesión. Pero es un tema político para otro momento”, agregó.

Compartir